Elementos del Ejército mexicano asumieron este lunes el control de la seguridad en el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán como parte de una estrategia militar para contener la violencia del occidente del país y como respuesta a denuncias de corrupción en el puerto.

Hace un par de días les informamos del posible estado de sitio en Michoacán, hoy los elementos del ejército estarán  encargados de patrullaje en el puerto de Lázaro Cárdenas, el principal punto de entrada de droga y precursores del cártel “La Familia Michoacana”, que tiene una fuerte presencia en esa región.

Michoacán ha registrado violencia en los últimos meses por las disputas entre cárteles antagónicos y las recientemente formadas “autodefensas”, que son grupos de civiles que se levantaron en armas supuestamente para defenderse de las extorsiones que sufren por parte de estas organizaciones criminales.

Capitanes de la Secretaría de Marina se harán cargo de actividades administrativas de ese puerto, sobre el Pacífico, en el cual anualmente son incautados cientos de toneladas de precursores químicos que sirven para elaborar metanfetaminas. Hasta hoy, las operaciones de la terminal internacional estaban a cargo de la Administración Portuaria Integral de Lázaro Cárdenas, que depende de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

En total, reemplazarán a 156 funcionarios en el puerto más importante del país en cuanto a volumen de carga. Entre los puestos que serán tomados por altos rangos militares están los cargos de administrador del puerto y la capitanía del puerto.

Efectivos de la Secretaría de Defensa, de la Marina y de la Policía Federal tendrán la función de garantizar la seguridad del recinto, de las operaciones, de la periferia, de las vías de acceso, de los buques y de los funcionarios destinados allí.

Vía: CNN