“Ya ves, ¿pa’ qué andas proponiendo esas jaladas?”, es lo que el verdugo le podría decir al gober de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, más conocido en el bajo mundo de la política como El Bronco, al momento de tenerlo bien puesto para mocharle sus manitas…

Bueno, eso si hubiera avanzado la carnicera propuesta que el susodicho hizo cuando era candidato presidencial independiente… y que vaya resultando cierto de lo que ahora lo acusan: desvío de recursos que podrían ascender a más de 80 millones de pesos.

Jaime Rodríguez Calderón, "El Bronco"

Foto: @JaimeRdzNL

Lo que sí es verdad es que El Bronco fue denunciado ante la Fiscalía General de la República por representantes del Movimiento Ciudadano, los cuales aseguran tener los pelos de la burra en la mano para hacer que Rodríguez Calderón sea el primer gobernador de México en ser destituido por ratota y, además, puesto tras las rejas.

¿A poco sí?

Tenemos al Bronco acorralado. Ya cerramos la pinza, incluso con delitos que tienen que ver con lavado de dinero, peculado, cohecho y uso ilícito de facultades”, advirtió el senador Samuel García, a quien muchos recordarán como le legislador taquero.

Resultado de imagen de samuel garcia senador tacos

Foto: Twitter

Según Político, la denuncia que se presentó contra El Bronco tiene que ver con el desvío de recursos públicos, así como la presentación de facturas falsas, evasión fiscal y cohecho. ¿Nada más? Bien, Aristegui Noticias alarga la lista de supuestos delitos, sumando uso indebido de recursos públicos, lavado de dinero, así como uso ilícito de facultades… entre otras irregularidades cometidas por el gobernador durante su campaña presidencial de 2018.

De acuerdo con el senador de Movimiento Ciudadano, “bajita la mano” El Bronco consiguió desviar 80 millones de pesos… más los recursos humanos y materiales del gobierno de Nuevo Léon que el susodicho utilizó para conseguir las firmas necesarias para su candidatura presidencial independiente.

La FGR “tiene ya en bandeja de plata al Bronco”, aseguró Samuel García… ¿sí? Dice. Según el legislador, las pruebas presentadas forman parte de sentencias y resoluciones del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y del Instituto Nacional Electoral, así que los de la FGR nomás tendrán que revisar y punto. “Es un caso fácil”.