Por si ya extrañaban las soluciones brgs del Bronco, aquí les va una: ya que los transportistas siguen exigiendo aumentar las tarifas del transporte público y, ante la amenaza de más paros, el gobernador de Nuevo León se va a lo grande y ha propuesto la compra de todas las rutas urbanas.

El asunto nomás le valdría a la administración endeudarse con casi 5 mil millones de pesos, cifra que ya fue solicitada al Congreso local por el excandidato presidencial independiente para la compra de las más de miles de unidades que ofrecen el servicio de transporte en el Estado… y claro, no sólo implicaría renovar el transporte, también la administración de éste, bajo la promesa de no aumentar ya las tarifas.

“Y así les quitamos la carga a los empresarios del transporte, que todo el día se están quejando de que no es negocio. Pos vamos a decirles: ‘compadre, si no es negocio… pues hazte a un lado’. Vamos a reducir la tarifa del transporte. Si ellos paran, les quitamos la concesión. No podemos permitir que nadie secuestre la libertad de movernos”, comentó El Bronco.

De acuerdo con Reforma, la propuesta del Bronco se hace justo antes de que los legisladores regios discutan la posibilidad de aumentar las tarifas del transporte (esto ocurriría el próximo lunes). Así, quizás en lugar de pensar en darle chance a los transportistas de aumentar las ya de por sí altas tarifas del transporte, los del Congreso discutan qué tal les caería contraer una deuda pagadera hasta por 15 años.

paro transporte de Nuevo León

Foto: Twitter / @notiredmx

Según como lo ve Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, los 5 mmdp alcanzarían para 2 mil – 2 mil 500 camiones con los cuales se cubriría la “deficiencia que tiene ahorita el transporte público. Renovaríamos y cubriríamos las rutas que traen camiones ya muy viejos, que dan un mal servicio porque obviamente no prestan un servicio adecuado. Y si los empresarios del transporte quieren asociarse con el gobierno, lo pueden hacer”.

Hace unas semanas, les informamos cómo los transportistas paralizaron el área metropolitana de Nuevo León al no ofrecer servicio las primeras horas del día en que se regresó a clases, tras las vacaciones de Semana Santa, pues para ver sí así el gobierno les resolvía su exigencia de aumentar las tarifas… y bueno, al parecer el asunto no ha cambiado mucho.

Proceso reporta que la propuesta del Bronco llega luego de amenazas de más paros y reducción de los horarios de servicio… mismos que el gobernador de Nuevo León dice haber evitado (al menos los de ayer). “No van a parar. Yo lo estoy garantizando. Tengo su palabra, desde anoche. El secretario general de gobierno se reunió con ellos y aseguraron que no van a parar. Si salen con plan emergente, es quitarles la concesión”.