Previo al Clásico español, Sergio Ramos

se ha puesto a entrenar con tanta convicción, que ha dado de qué hablar en las redes sociales.

El central del Real Madrid aprovechó (en la preparación del duelo contra Liverpool) para ejercitarse de una manera innovadora y “delicada”.

Con una especie de banda de plástico y un disco, Sergio Ramos fue de izquierda a derecha para ejercitar sus rodillas y muslos, para adquirir esa potencia que le ha caracterizado.

Fue un movimiento digno de un segmento del “Lago de los Cisnes” -si nos lo permiten- o si quieren, demostró que cuando vaya a esquiar o patinar, tiene grandes habilidades.

Échenle un ojo a ver qué opinan:

¿Cómo lo ven?