Aunque ya tenía años recluido en su propia mente y físicamente en casa de su madre, la presencia de Syd Barrett, el Diamante Loco, seguía sintiéndose en todas las actividades de Pink Floyd, incluso cuando comenzaron a grabar el álbum Wish You Were Here días antes de que el propio Syd se apareciera en las sesiones de grabación el 5 de Junio de 1975.

El título del álbum y la grandiosa “Shine On You Crazy Diamond” fueron inspiradas por Barrett, quien fuera el líder y principal compositor del grupo desde su concepción a principios de los 60. Tras haberlo corrido (o más bien abandonado) de la banda a causa de su deteriorado estado mental, Roger Waters había tomado las riendas creativas de Pink Floyd y estaba componiendo el disco inspirado por temas como el aislamiento y los escapismos internos.

El grupo se encontraba grabando justamente “Shine On You Crazy Diamond” cuando Syd Barrett entró a la cabina de control del estudio de Abbey Road donde se encontraban mezclando la canción. Waters se percató de la presencia de un tipo con el cabello rapado, sin cejas, con sobrepeso y la mirada perdida pero no le prestó atención. Richard Wright también lo vio y pensó que era algún amigo de Roger. Nick Mason tampoco lo reconoció. David Gilmour pensó que se trataba de algún ayudante del estudio, hasta que luego de un rato de observarlo, horrorizado reconoció que era su ex-compañero y le comunicó la noticia a sus compañeros. El diseñador de las portadas de la banda Storm Thorgenson también estaba presente y atestiguó cómo Waters y Gilmour se soltaron a llorar tras ver a su amigo en un estado de total ausencia, a pesar de que él parecía estar bien y platicador.

floyd75

Dijo que su gordura se debía a que tenía un gran refrigerador en su cocina y había estado comiendo muchas chuletas de puerco. Igualmente le dijo al grupo que estaba listo para grabar sus partes de guitarra, aunque tras escuchar toda la canción “Shine On” aparentemente perdió el interés.

Gilmour casualmente acababa de casarse justo este día, así que había organizado una pequeña recepción en la cantina del estudio, Syd Barrett estuvo un rato presente pero conforme transcurrieron las horas desapareció sin decirle a nadie.

Sus amigos de Pink Floyd no volvieron a saber más de él hasta el día de su muerte en 2006.

Aunque la letra de “Shine On” ya estaba terminada cuando llegó Syd, se dice que la última parte de ella pudo estar inspirada por su presencia justo este día hace 40 años. Pues lo llama flautista como en el álbum debut de la banda The Piper at the Gates of Dawn y también le dice pintor, afición que tuvo Barrett durante sus años de reclusión hasta el fin de sus días.

Well you wore out your welcome with random precision, rode on the steel breeze.
Come on you raver, you seer of visions, come on you painter, you piper, you prisoner, and shine!

Y si escuchan con atención hacia el final de la canción, podrán escuchar un apenas perceptible fragmento de la canción “See Emily Play” a manera de homenaje para Barrett. 

Gilmour ha dicho en repetidas ocasiones que durante todas las ocasiones que tocó la canción en vivo, jamás pudo hacerlo sin pensar en Syd Barrett.

Como lo planteó Waters alguna vez, el grupo nunca hubiera comenzado de no haber sido por él, sin embargo tampoco hubiera podido continuar si Barrett hubiera permanecido en él.