Foto: Twitter / La Jornada

“El error más grande fue confiar en el gobierno federal”: José Manuel Mireles

En la primera entrevista que da a medios, después de permanecer tres años encarcelado, el exlíder de las autodefensas en Michoacán, José Manuel Mireles, lamenta que después de tantos años la situación del país no haya mejorado, por el contrario: “México está 10 veces peor que cuando fui encarcelado”.

En la primera entrevista que da a medios, después de permanecer tres años encarcelado, el exlíder de las autodefensas en Michoacán, José Manuel Mireles, lamenta que después de tantos años la situación del país no haya mejorado, por el contrario: “México está 10 veces peor que cuando fui encarcelado”.

De acuerdo con El País, Mireles no se arrepiente de la lucha popular que encabezó, en la cual dirigió un “ejército” formado por 25 mil elementos, todos emanados del pueblo mismo: rancheros, vecinos, campesinos, todos hartos de la presencia del crimen organizado. “Elegimos la forma en que queríamos morir. Decidimos que no queríamos terminar decapitados”.

La situación de violencia que ahora se vive en la mayoría del país, hace 12 años comenzaba a revelarse en Michoacán: “pedimos auxilio y nos manifestamos”, asegura el exlíder de las autodefensas. Sin embargo, el problema no fue atendido por las autoridades y eso dio como resultado que 2 mil 800 familias huyeran de Tepalcatepec, pueblo de Mireles.

Las autodefensas exigimos desde el principio tres cosas que siguen sin cumplirse: seguridad pública eficiente, justicia y Estado de derecho. Lo pedí por Michoacán, pero ahora el país entero lo exige.

El movimiento de Mireles logró la simpatía de miles de personas, no sólo en Michoacán, sino en todo el país. ¿Entonces por qué fracasó? Quizás no fue tanto un fracaso pues consiguieron recuperar 36 pueblos que estaban bajo control de “Los Caballeros Templarios. Sin embargo,  el doctor de profesión admite que hubo un gran error: haber confiado en el gobierno federal. “Me lo advirtieron mil veces, no confíes porque te van a joder”.

En efecto, la intervención del gobierno de Enrique Peña Nieto no sólo disolvió el movimiento, sino acabó por dar mayor fuerza a grupos criminales. Según Mireles, el entonces comisionado, Alfredo Castillo, armó a supuestas “autodefensas” que en realidad eran grupos infiltrados: “y ahí están las consecuencias hoy, el cártel de los Viagras, al que él armó, se adueñó de Michoacán”.

Además de lo anterior, el gobierno consiguió ­comprar, cooptar o bien, como Mireles, encarcelar a los principales líderes de autodefensas. En el caso del entrevistado, fue acusado de posesión de armas de uso exclusivo del Ejército. Así, Jose Manuel fue encerrado por tres años, en los cuales se le negó llevar su proceso en libertad condicionada, no importando su deteriorado estado de salud.

“Le dije entonces a Peña Nieto que, si con mi sacrificio se lograba paz social, yo mismo lo felicitaría. Pero han sido tres años inútiles y el país está 10 veces peor”.

Hace unas semanas, José Manuel Mireles obtuvo su libertad. Él asegura que no volverá a las trincheras, “ésas están todas balaceadas”. Sin embargo, esto no significa que claudicará de sus intentos de hacer de Michoacán (y México) un mejor lugar: “las armas ya no son para mí, pero comienzo una lucha basada en la razón, la justicia y la verdad que son las únicas armas que utilicé yo toda mi vida. Aprendí que con esas armas han caído imperios, dictaduras, monarquías”.

Aunque parece que podría incursionar en la política, el mismo Mireles lo niega: “no quiero ser un títere más”. Habrá que esperar para saber cuál es el próximo movimiento de este personaje que, en su momento, fue de los pocos que supo poner un alto al crimen organizado… pero tuvo que pagar el precio.

Top Relacionadas