Tal como lo advirtió el subsecretario de Derechos Humanos y presidente de la Comisión Ayotzinapa, Alejandro Encinas, ayer consiguió su libertad uno de los principales acusados de la desaparición los estudiantes perpetrada en Iguala, Guerrero: El Gil.

Gildardo López Astudillo, El Gil, quedó en libertad, luego que un juez lo exoneró de la última acusación que había en su contra. De acuerdo con El Universal, el presunto líder de Guerreros Unidos, grupo criminal que habría “levantado” a los 43 normalistas de Ayotzinapa, no demostró su inocencia… pero consiguió salir de la cárcel debido a la desvirtuación de las acusaciones que se le imputaron.

FOTO: PGR /CUARTOSCURO.COM

Según indica El País, al dictar su sentencia el juez señaló que la defensa de López Astudillo logró desestimar 81 pruebas en su contra… lo cual representaba dos tercios del total. ¿La razón? Fueron recabadas de manera ilegal.

La liberación del Gil ocurre a pocos días de que se conmemoren 5 años de la desaparición de los 43 de Ayotzinapa… y, junto con él, recuperaron su libertad otros tres sujetos acusados de delincuencia organizada: Joaquín Lagunas Franco, el Omega;  Juan de la Puente Medina y Óscar Veleros Segura.

Tras conocer la liberación del Gil, el vocero de los padres de los 43, Felipe de la Cruz, no dejó de externar lo lamentable que les resulta la decisión del juez… todo por la “negligencia” que la extinta PGR tuvo en el caso.

Pero lo anterior no libra de responsabilidad a la nueva fiscalía. De la Cruz reprochó que la Fiscalía General de la República (FGR) no aportó nuevas evidencias, con las cuales se podría haber mantenido al Gil en prisión.

De acuerdo con Animal Político, en la sentencia de liberación del Gil se señala que su caso presentó una “transgresión de los derechos fundamentales de que fueron objeto los inculpados y testigos”.  Debido a esto, se dictó la sentencia absolutoria a su favor por el ilícito de privación de la libertad, en la modalidad de secuestro.

Foto: Facebook.

El Gil fue detenido en septiembre de 2015. Fueron varios los que lo señalaron como el autor material de la desaparición de los normalistas. Presuntamente, la noche del 26 de septiembre de 2014, él fue quien avisó a Sidronio Casarrubias Salgado, líder de Guerreros Unidos, sobre la presencia de los estudiantes en Iguala… y no sólo eso: los señaló como parte del grupo rival, Los Rojos, lo cual provocó la persecución y agresión en su contra.

De acuerdo con las investigaciones de la PGR, El Gil informó a Sidronio sobre el destino de los 43. “Nunca los van a encontrar, los hicimos polvo y los tiramos al agua”, le escribió al líder de Guerreros Unidos en un mensaje de texto. Ahora ya está libre.