El Kalimotxo, la bebida española que se volvió lo más “in” de Nueva York

Vino y Cola, la popular bebida vasca que tomó por asalto a los españoles, en especial a la chaviza de los años noventa que encontró en el Kalimotxo (se pronuncia Calimocho), una alternativa barata y sabrosa para emborracharse como cosaco, se  ha vuelto toda una revolución etílica en los bares de Nueva York.

El Kalimotxo, una peculiar combinación de vino barato (puede ser caro también) y refresco de cola que, sorpresivamente, funciona bastante mejor de lo que parece, ha pasado de ser un cóctel de cincuenta pesos por litro a convertirse en una exclusiva bebida que se ofrece en los bares más caros de la Gran Manzana.

Todo comenzó cuando un artículo del New York Times redactado por una experta en los placeres más elementales de los beodos con caché, celebró las cualidades de una bebida peculiar que es “tremendamente refrescante y “ligera” para aquellos a los que les espera un largo y aburrido día”.

Según Rosie Schaap, la autora del pequeño artículo que volteó las miradas de muchos dueños de los bares neoyorquinos hacia esta bebida, el pedir un Kalimotxo antes de su renacimiento como “bebida fashion”, era razón para recibir las miradas inquisitivas de los snobs del alcohol que, con desdén, la veían disfrutar de una combinación tan antinatural como la del vino y la bebida de cola.

Ahora, como comentan algunos expertos, los “conocedores” de la bebida pagarán gustosos entre 90 y 150 pesos por una copa de un brebaje que por la misma cantidad podrían recibir dos o tres litros en la fiesta de algún amigo.

Y a todo esto, ¿cómo se prepara el Kalimotxo (término vasco que bien puede escribirse como Calimocho)?

No puede ser más sencillo: se mezclan partes iguales de vino tinto y refresco de cola para disfrutar de una bebida refrescante y sabrosa. Ahora, si uno es muy exquisito, se le pueden agregar toques personales de rodajas de limón, algún licor o arándanos secos para darle una nota más frutal.

Nota: La calidad del vino puede variar; pero algunos dicen que entre más barato, mejor.

***Vía NYT.