Fue la tarde/noche de este lunes, cuando la Procuraduria General de la República dio a conocer la noticia del dia, de la semana y probablemente del mes o hasta del sexenio: Edgar Valdez Villarreal, mejor conocido como la “Barbie”, uno de los más sangrientos capos que operaban a lo largo y ancho de nuestro país, fue capturado en el Estado de México.

Sin ofrecer muchos detalles de lo ocurrido y a través de un simple comunicado de prensa, la Secretaria de Seguridad Publica dijo que la detención es “es resultado de un trabajo de inteligencia que inició en junio de 2009, y se desarrolló en diversos puntos del país” en el que participaron más de 1,200 agentes de la Policia Federal.

La naturaleza de la nota sirve para las suspicacias ¿es casualidad la detención de uno de los capos más buscados, a 48 horas de que el Presidente rinda su informe de Gobierno?

Y esa es la más simple, pues no podemos dejar a un lado los debates sobre si la estrategia implementada por el gobierno de Felipe Calderon ha sido la correcta, pues independientemente de lo “buena” que sea la detención de uno de los narcotraficantes más sanguinarios de los últimos tiempos, no podemos lanzar las campanas al vuelo pensando que la lucha anti-drogas ha concluido, pues como todos sabemos, las organizaciones criminales estan formadas de tal manera, que el poder se va “heredando” o peor aún, al caer este tipo de cabecillas, los cárteles se dividen en microcelulas delicitivas que comienzan a pelearse las plazas aumentando el nivel de violencia en nuestro país.

Mención aparte, merece la opinion de uno de los periodistas más reconocidos de nuestro país, Ramon Alberto Garza fundador de Reporte Indigo, quien a través de su cuenta de twitter posteo lo siguiente:

No hay que confundirse. La detención de La Barbie solo viene a consolidar el monopolio del capo favorito.

La referencia es clara hacia la presunta protección que el gobierno calderonista ha ofrecido al cartel del “Chapo” Guzman, e insisto, este tipo de operativos, dan más para las suspicacias, que para cualquier otra cosa.

¿Es una buena noticia la detención de la Barbie? claro que lo es, pero estariamos locos si pensaramos que este es el fin de uno de los cárteles más poderosos del país como lo ha sido el del Golfo y ojalá no suceda, pero habrá que estar atentos a lo que pudieran ser represalias del crimen organizado ante la captura de uno de sus líderes.