Si ya está ampliamente identificado como miembro activo de la Unión Tepito, quién sabe cómo le hace Alexis “N”, El Osmar, para salir del bote. Pero bueno, a ver si la cuarta es la vencida.

De acuerdo con diversos medios, el buen Osmar (o más tiernamente conocido como El Pug), es señalado por las autoridades como el encargado de cobro de extorsiones para el grupo criminal de La Unión Tepito.

Foto: Telefonía Total

La Jornada indica que el susodicho fue capturado por cuarta ocasión por agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CDMX). Todavía no pisa alguno de los penales de la capital, ya que su captura se dio en el estado de Querétaro. Pero ya mero lo tenemos por acá.

El Osmar “chambeaba” en bares y restaurantes de Polanco, La Condesa, La Roma, así como en algunos establecimientos de Villa Coapa.

Vista panorámica de Polanco

Foto: Israel P. Vega / Expansión

Según las investigaciones, además del cobro de extorsiones, el de la Unión Tepito le entra a eso de los homicidios, así como al asalto de empresarios. ¿Y nada más? Pues no. También se le ubica como asaltante de transportes de carga, clonador de tarjetas y, nomás para completar el CV, coordinador de venta y distribución de drogas.

De acuerdo con Reforma, El Osmar fue detenido en 2016 por secuestro exprés. Salió y volvió a las andadas, para ser detenido en 2018. Sólo duró unos meses en prisión, porque en agosto de 2019 ya andaba otra vez en libertad.

 

Aunque andaba en Querétaro, las autoridades detectaron que desde allá seguía moviendo los hilos de actividades criminales. De hecho, su cuarta detención se debe a que en noviembre se libró una orden de aprehensión en su contra por narcomenudeo.

Además, ya tenía otras dos pendientes (libradas en agosto y septiembre pasado) por delitos contra la salud, así como extorsión agravada. En resumen, un tipazo que quién sabe porqué cada que lo entamban consigue salir. A ver si ahora lo guardan por más tiempo.