A muchos el reggeatón no nos gusta, pero estamos de acuerdo con la importancia de fomentar a la lectura. ¿Estamos de acuerdo? Bueno, ¿y si unimos ambas cosas?

De eso se trata “Perrea un libro”

, una extraña campaña de lectura lanzada hace unos días por del Instituto de Investigaciones Filológicas (IIFL) de la UNAM, según al cual, el perreo es un método efectivo para invitar a leer a los chavos.

Como lo leen. Para nadie es un secreto que los indices de lectura en México son muy bajos, y si bien hay personas que leen muchísimo, gran parte de la población tiene escaso contacto con la lectura, ya sea por falta de recursos, por no contar con acceso a los libros, por la poca educación, o bien, porque simplemente no les interesa. Ya que el 50% de los habitantes del país son jóvenes menores de 30 años, en el IIFL se pusieron a pensar cómo llegarle a la chaviza y se les ocurrió que la mejor forma de hacerlo era por medio del reggeatón.

“A los jóvenes no les gusta leer libros, pero les gusta bailar”, mencionan en este video que nos muestra qué pasa cuando en lugar de hablar sobre nalgas, bombeos, quitar calzones, arrimones y cosas así de finas y elegantes, se usan versos literarios. En este caso se usaron fragmentos del libro Tren Subterráneo, del escritor e investigador del IIFL Fernando Curiel, para conformar la letra de una canción con ritmo reggeatonero.

Lo vimos y no sabemos qué pensar:

Pues ya, que organicen un perreo en alguna biblioteca. Aquí la canción completa:

Ok, el gusto a la lectura es algo que no puede imponerse y depende de cada uno, sin embargo sí puede incentivarse. ¿Ustedes creen que esta fue la mejor manera?

Lo cierto es que cualquier intento por lograr acercar a la población joven a la lectura siempre habrá que aplaudirlo. Además también puede ayudar a quitar los estereotipos que tachan a la lectura de aburrida y a los reggeatoneros como personas ignorantes. Ya veremos qué tanto funciona.