Este 1° de julio de 2019 se cumple un año de las elecciones más grandes en la historia de nuestro país. De acuerdo con el Instituto Nacional Electoral (INE), en el proceso electoral 2017-2018 estuvieron 3 mil 400 cargos a nivel local y federal.

Y probablemente unas elecciones que pasaron a la historia por, entre otras cosas, la tremenda derrota del PRI a nivel nacional y la llegada de Morena para ocupar la mayoría.

365 días después de este acontecimiento electoral ¿qué ha sido de los candidatos presidenciales que se quedaron en el camino? Vamos a ver….

José Antonio Meade Kuribreña

El pasado mes de febrero, el excandidato de la coalición “Todos por México” integrada por el PRI, Partido Verde y Nueva Alianza, fue nombrado director ejecutivo independiente del Consejo de Administración de HSBC Holdings.

La firma británica anunció que Meade estaría en la chamba a partir del pasado 1° de marzo y por un periodo de tres años.

Y digamos que no le va naaaada mal. Resulta que el sueldo del también exsecretario de Hacienda es de más de dos millones 757 mil pesos anualmente, esto aproximadamente. Si sacamos cuentas, Meade gana más que el presidente.

Poco tiempo después, Meade se integró también al Consejo de Administración de Alfa, administrador de portafolios de negocios de empresas como Sigma, Axtel, Newpek y Nemak.

Ricardo Anaya Cortés

Después de haber perdido la Presidencia, el excandidato de la coalición “Por México al Frente”, integrada por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, desapareció por un buen rato de redes sociales.

El pasado mes de marzo, Anaya fue exonerado del delito de lavado de dinero y en mayo el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó que la entonces Procuraduría General de la República (PGR) había utilizado recursos públicos para afectar la imagen del candidato durante las pasadas elecciones.

¿Qué anda haciendo? Tras las elecciones, Anaya anunció que dejaría la vida política para regresar a la vida académica.

Hubo rumores de que estaría como profesor en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, pero en octubre el secretario General del PAN, Fernando Rodríguez Daval, aclaró que Anaya ya había sido aceptado en la Universidad de Columbia, en Nueva York, y que comenzaría a dar clases a partir de este año.

 Margarita Zavala Gómez del Campo

La excandidata independiente terminó renunciando al quite por la Presidencia por un “principio de congruencia, honestidad política y para dejar en libertad a los que la apoyaron“. Decisión que puso en aprietos al INE por un buen rato ya que las boletas ya estaban en proceso de impresión.

Desde el año pasado ya lo había anunciado pero fue hasta enero de 2019 cuando, la también esposa del expresidente Felipe Calderón, acudió al INE para registrar su asociación Libertad y Responsabilidad Democrática —mejor conocida como México Libre—.

El objetivo, según lo presentado, era hacerle un contrapeso a la Cuarta Transformación y que se perfilaba para ser un partido político.

Jaime Rodríguez Calderón

Como todos sabemos, el excandidato independiente mejor conocido como ‘el Bronco’ aceptó que los votos no lo lo favorecieron ni en su estado y mejor se regresó a ser gobernador de Nuevo León “sin pensar en la derrota”.

Y anda en eso.

Recientemente salió a defender a su suegra por el jugoso aumento de sueldo que nomás no se puede uno explicar: de ganar poco más de 28 mil pesos “desempeñándose en el gobierno estatal” pasó a percibir 70 mil 236 pesotes, un incremento salarial del 144% al estar en la Secretaría de Seguridad Pública.

Cuando “el Bronco” fue cuestionado no prometió mocharle la mano, como cuando era candidato presidencial. Muy por el contrario afirmó que no pensaba que fuera algo malo y que no se estaba violando ninguna ley.

El gobernador señaló que tal vez el sueldazo estaba justificado en los más de 20 años de servicio, pero aclaró que él no la contrató y que tampoco decide los salarios del gobierno, “ni siquiera el suyo”.