Sin duda hay que reconocer cuando una mujer oriental llena con decoro las copas de sus atuendos. Ese es el caso de Ellen Adarna, una escandalosa modelo china que llena las páginas de la FHM filipina este mes.

El look es una mezcla extraña entre sado, Xena, la princesa guerrera y los oscuros secretos de nikita.

No tengo mucha idea de quién es, ni de qué ha hecho en el pasado; pero estoy muy seguro de qué está provocando ahora mismo.