No pasa nada si no vacunas al chamaco, decían… todo es un complot de las farmacéuticas decían… pero cuál: un brote de sarampión ha despertado las alertas en la ciudad de Nueva York, por lo que –como medida extraordinaria– se ha anunciado la inmunización obligatoria de habitantes sin vacunar.

De acuerdo con distintos medios, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, decidió declarar la emergencia al detectarse brotes de sarampión en el barrio de Williamsburg, en el distrito de Brooklyn. Desde octubre pasado hasta el momento se tienen confirmados 285 casos, principalmente entre integrantes de la comunidad judía ortodoxa, la cual últimamente se ha mostrado muy en contra de las campañas de vacunación.

Pero, pues a ver cómo le hacen, porque De Blasio estableció que los que no han sido vacunados en las zonas referidas habrán de recibir el piquete, no sólo contra sarampión, sino contra las paperas y la rubéola y, de ponerse rejegos, enfrentarán una multa de mil dólares… los padres, ya que la mayoría de los casos se han detectado en menores de 18 años (246 de ellos), mientras que 39 adultos también ya presentaron la enfermedad.

Hasta el momento no se ha presentado ningún deceso a causa del sarampión… lo cual no quiere decir que el asunto deba tomarse a la ligera. De hecho, se tiene el registro de 21 personas que han requerido ser hospitalizadas, cinco de ellas yendo a parar hasta la unidad de cuidados intensivos.

Según reporta Aristegui Noticias, la declaratoria de emergencia se da un día después de que el Departamento de Sanidad y Salud Mental amenazara con cerrar las escuelas judías (yeshivás) que admitan niños que no estén vacunados contra el sarampión. “Las vacunas son seguras, efectivas y salvan vidas. Urjo a todo el mundo, especialmente a aquellos en las áreas afectadas, a que se vacunen para proteger a sus niños, familias y comunidades”, señaló Bill De Blasio.

En 17 estados de la unión americana se establece que las familias pueden elegir no vacunas a sus hijos, dependiendo de sus convicciones o creencias religiosas… pero quizás esto cambie, dado que desde 2001 el porcentaje de niños sin vacunar se ha cuadruplicado, lo cual implica que 100 mil niños no han recibido ninguna protección.