Desde hace rato comenzó el jaloneo judicial, resultado de las investigaciones que las autoridades han realizado sobre las transas que se habrían cometido en Pemex, durante la dirección de Emilio Lozoya. Ahora, por si las dudas, la esposa y hermana del susodicho se han protegido contra cualquier orden de aprehensión.

De acuerdo con Milenio, tanto Marielle Helene Eckes y Gilda Susana Lozoya Austin han recibido una suspensión provisional que frena –por el momento– cualquier intento de aprehensión. Recordemos que, ahora que se emitió la orden de detención contra Emilio Lozoya, salió a la luz que éste se compró una casa con dinerito que le cayó a una cuenta que tenía en Suiza… de la cual compartía titularidad con su hermana Gilda Susana.

En la trama Pemex-Odebrecht, ¿quién es Alonso Ancira Elizondo?

Foto: Cuartoscuro.

Ah, claro. Según las investigaciones de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), el dinero de esa cuenta en Suiza fue depositado por Odebrecht y, se presume, dicho dinero fue mandado como pago de un soborno.

En fin, el caso es que fue el juez Décimo Cuarto de Distrito de Amparo en Materia Penal, Erik Zabalgoitia Novales, quien les hizo el paro a las familiares del ex de Pemex, con la condición de dejar en garantía la suma de 18 mil pesitos (cada un… utsss, seguro les dolió pagar eso).

Según indica Milenio, aunque no se ha informado de alguna orden de aprehensión en su contra, la esposa y hermana de Emilio Lozoya recurrieron a la suspensión, toda vez que por ahí les llegó el chisme de que la jueza adscrita al Centro de Justicia Penal Federal con sede en el Reclusorio Preventivo Sur, ya mandó a que se les detuviera.

Por cierto, así como la suspensión que obtuvo Emilio Lozoya, la que les fue concedida a sus familiares no evita por completo su detención: en caso de que se le impute un delito grave, entonces sí les caerá la voladora. Mientras, no.