La Auditoría Superior de la Revisión de la Cuenta Pública de la Ciudad de México hizo la entrega de un Informe de Resultados correspondiente al año 2014 y se llevó una que otra ‘sorpresita’.

El reporte indicó que 15 de las 16 demarcaciones

de la capital tienen a un total de 66 funcionarios ‘dobleteando’ (sueldo, porque trabajo se ve difícil), hecho que costó 8 millones 202 mil 600 pesos al bolsillo de la ciudadanía.

Ustedes sírvanse, total… Aquí hay… #Not

gif-dinero-

“Tras comparar las nóminas de personal de honorarios asimilables a salarios de los órganos político-administrativos con las nóminas ordinarias y extraordinarias del Gobierno del Distrito Federal, se determinó que hubo personas que prestaron sus servicios en las Delegaciones Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Benito Juárez, Coyoacán, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, La Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo, Milpa Alta, Tláhuac, Tlalpan, Venustiano Carranza y Xochimilco”

 

Excepto Cuajimalpa, todas las delegaciones presentaron este tipo de anomalía, siendo Gustavo A. Madero la que más casos tiene. Como ejemplo están cinco personas quienes cobraban como trabajadores contratados por la delegación y también cobraban como empleados del Gobierno de la Ciudad.

“Se efectuaron pagos con cargo a la partida 1211 ‘Honorarios Asimilables a Salarios’ y algunos empleados cobraron sueldos simultáneamente en otro ente del Gobierno del Distrito Federal en 2014”

 

En Miguel Hidalgo, uno de los servidores, Jorge Valencia Guzmán, resultó ser hermano del diputado federal Jesús Valencia, y no solo eso, sino que se desempeñaba como personal de apoyo en Desarrollo Social pero también cobraba como trabajador de la Secretaría de Seguridad Pública; obteniendo de ambos puestos 193 mil pesos en 2014.

Míralos… ¿qué abusados? Mínimo desquitaran los dos ingresos…

gif-simpson-robo