En la nota idiota del día… No era una bomba

En una oficina postal de Rusia, un trabajador llamó a las autoridades después de haber descubierto un paquete que hacía ruido. Con el temor de que el contenido fuera una bomba, la policía evacuó el edificio y mandó un equipo anti bombas para solucionar la situación.

Con la adrenalina y el terror fluyendo, los valientes entraron a desarmar el peligroso aparato. Gran sorpresa se llevaron cuando, al abrir el paquete, encontraron un vibrador que se había prendido accidentalmente.

Que gran alivio debió de haber sido para los rusos encontrarse el consolador, que desde el año pasado han estado pendientes con este tipo de incidentes por los bombardeos del metro en Moscú y el del aeropuerto de Domodedovo.