Los investigadores encontraron la segunda caja negra del avión de Germanwings que se estrelló en los Alpes.

La caja que ya habían encontrado es la que graba las conversaciones de cabina, entre los pilotos, de estos con los controladores y los ruidos que los especialistas pueden analizar para dilucidar qué sucedió antes de un accidente.

Esta nueva caja registra los detalles técnicos del vuelo como la posición del avión, la velocidad o la trayectoria.

La fiscalía de Düsseldorf también reveló que el copiloto del avión de Germanwings que se estrelló en los Alpes, Andreas Lubitz, buscó por Internet métodos para suicidarse, así como información acerca del cierre de las puertas, esto según una tableta hallada en casa de Lubitz. El registro demuestra que quien la utilizó se quiso informar sobre la manera de suicidarse y que, durante varios minutos, buscó información acerca del funcionamiento de las puertas de las cabinas y sus medidas de seguridad.

@plumasatomicas