Uno de los temas más sonados desde la semana pasada ha sido la alianza entre Morena, el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES). Dicha unión ha levantado cejas incluso entre militantes de la organización liderada por Andrés Manuel López Obrador. Las posturas casi antagónicas de estos partidos hace que su unión se entienda como incongruente y hasta contra natura. AMLO, quien se ha definido como “guadalupano y juarista”, indicó que él no veía contradicciones en la alianza que lleva por nombre “Juntos haremos historia” y que, en caso de ganar las elecciones presidenciales en 2018, “vamos a respetar la diversidad sexual”.

LeerTenemos que hablar de la alianza Morena-PES: ¿qué pasará con los derechos de las minorías?

Andrés Manuel López Obrador, precandidato presidencial de Morena

No la hagan de tos, busquemos cosas en común

Hugo Eric Flores, dirigente nacional del PES, pidió a los simpatizantes y militantes de Morena respeto a su partido, después de que personajes morenistas como Elena Poniatowska y Jesusa Rodríguez reprobaran la alianza durante la presentación del posible gabinete de AMLO. “Tenemos que buscar las cosas que nos unen y tenemos que ir a construir una nación que refleje la pluralidad de lo que somos, siempre con respeto y tolerancia”, dijo el presidente de Encuentro Social. “Somos juaristas y por eso honramos la memoria de Juárez”, afirmó Flores, quien también recordó que esta organización apoyó a López Obrador en las elecciones de 2012 y nadie dijo ni pío.

Hugo Eric Flores, dirigente nacional de Encuentro Social

El AMLO del pasado le pega al AMLO del presente

En junio de este año, Andrés Manuel López Obrador enlistó a los partidos políticos con los que Morena no haría alianza en el proceso electoral de 2018. “Por congruencia”, dijo el precandidato morenista, no podía participar a lado del PRI, PAN, PRD, Verde Ecologista, Movimiento Ciudadano, Nueva Alianza y… Encuentro Social. “El fin no justifica los medios. No es ganar a toda costa, sin escrúpulos morales de ninguna índole. Vamos a triunfar en 2018 anclados en nuestros principios sin caer en la promiscuidad política”, dijo el exjefe de Gobierno de la Ciudad de México. En una de sus intervenciones, López Obrador criticó la alianza entre el PAN (derecha) y PRD (supuestamente izquierda) y la calificó de “pragmatismo vulgar y ramplón”.

No cabe duda, el peor enemigo de Andrés Manuel es Andrés Manuel.