No es un secreto que AMLO ha tenido sus problemitas de salud en fechas recientes. El presidente sufre de hipertensión —y le ocasionó un infarto en 2013, pero asegura que se siente “bien y de buenas”. Es más, cuando lo cuestionaron por su estado actual, el mandatario retó a sus detractores a intentar seguir su ritmo de trabajo.

“Me gustaría que quienes sostienen que estoy enfermo hicieran la jornada que hice el pasado fin de semana, de visitar en tres días cuatro estados, 600 kilómetros diarios de caminos, no tan buenos caminos, entonces me gustaría que ellos hicieran eso a ver si se iban a levantar temprano el lunes”, mencionó el Presidente en su conferencia mañanera de este martes, 6 de agosto. “Yo estoy muy bien, agradezco a la ciencia, a la naturaleza, al creador por estar vivo”. 

Esta alebrestada matutina —que no le va a hacer bien en su cucharoncito— fue porque existen iniciativas para que el Presidente publique su estado de salud y uno que otro exagerado le quiere pedir la renuncia… y claro, para recordarle unos comentarios que había hecho hace algunos años.

“Existe el rumor de que EPN está enfermo. Ni lo creo, ni lo deseo. Pero es una buena salida para su renuncia por su evidente incapacidad, tuiteaba el propio AMLO en sus épocas de oposición, en junio de 2014.

Luego, hizo comentarios sobre su edad y los problemas de salud que podrían acompañarlo. El presidente tiene 65 años —cumple en noviembre por si andan de chismosos—, pero según él “se siente muy fuerte”.

“La edad ayuda. Primero, la edad es un estado de ánimo, no es un asunto físico, biológico y ayuda mucho por la experiencia. Ahí les dejo de tarea que investiguen qué edad tienen los gobernantes de los países de mayor importancia económica y política. Yo soy un chamaco en comparación a eso, agregaba AMLO.

Dice AMLO que Carlos Slim seguirá invirtiendo en México porque 'viene de familia'

Foto: Cuartoscuro

Y la neta es que no es un chamaco pero ahí se va —queda en media tabla— comparado con los líderes de otros países del mundo.

Por ejemplo, AMLO tiene la misma edad que Angela Merkel (canciller de Alemania) y es un año mayor que Shinzo Abe (primer ministro de Japón) y Jair Bolsonaro (presidente de Brasil).

De nueva cuenta, Angela Merkel sufre temblores en una ceremonia oficial

Foto: Getty Images.

El presidente de China, Xi Jinping, tiene 66 años lo que lo hace un año mayor que el preciso mexicano. Otros que son más grandes son el presidente de la India, Ram Nath Kovind, que tiene 73 años y Donald Trump, de Estados Unidos, que se esconde las canas en el tupé naranja pero también tiene 73 años.

En la misma comparación, AMLO se queda un poquito lejos de Boris Johnson, el nuevo primer ministro del Reino Unido (tiene 55 años) y ya ni se diga de los dos galanazos de la política internacional: Emmanuel Macron (presidente de Francia) tiene 44 años y Justin Trudeau (primer ministro de Canadá) tiene 47 años.

Foto: GettyImages