FOTO: ESPECIAL /CUARTOSCURO.COM

Enfrentamiento en Iguala, Guerrero, deja saldo de 15 muertos

Un día después de la emboscada registrada en Michoacán, en la que murieron 13 militares, ahora se registró un enfrentamiento en el municipio de Iguala, Guerrero. Según los primeros reportes, el saldo de este choque entre uniformados y civiles fue de 15 personas muertas.

De acuerdo con Reforma, fue al filo de las 17:00 horas cuando las autoridades recibieron una alerta por medio de la línea de emergencia 911. En ella, se avisó de la presencia de un grupo armado en el municipio de Iguala, específicamente en la comunidad de Tepochica. Aunque el reporte fue recibido por la policía municipal, ésta pasó el informe a los militares, quienes fueron los que terminaron desplazándose.

FOTO: ESPECIAL /CUARTOSCURO.COM

Según el reporte, al llegar a Topochica los militares se encontraron con vehículos en los que se trasladaban sujetos armados. Como era de esperarse, en lugar de detenerse, los hombres abrieron fuego contra los militares, ocasionando la muerte de uno de ellos.

A partir de ese momento se estableció un enfrentamiento entre civiles y militares que duró más de media hora y del que los primeros salieron perdiendo, ya que –según indican las autoridades– terminaron muriendo 14. Por el lado de los soldados, cuatro de ellos resultaron heridos (aunque algunos medios señalan que sólo fueron dos).

El alcalde de Iguala, Antonio Jaimes, indicó que las fuerzas de seguridad del municipio no atendieron el llamado de emergencia y optaron por pasar el reporte a los militares, ya que los elementos con los que cuenta la policía “son muy pocos”.

FOTO: ESPECIAL /CUARTOSCURO.COM

“Tenemos solo 60 policías municipales y no podemos enfrentar a la delincuencia, es por eso que en Iguala es el Ejército, Guardia Nacional y Policía Estatal los que realizan estos operativos“, señaló Jaimes.

De acuerdo con Proceso, las autoridades lograron el decomiso de armas y vehículos. Este enfrentamiento ocurre dos días después de que transportistas realizaron una marcha para exigir seguridad ante la presencia del grupo Guerreros Unidos. De hecho, los informes indican que los civiles muertos en la refriega pertenecían a dicho grupo delictivo.