“No es tan difícil de entender, decidí ver un juego de la NBA en mi tiempo libre y con mi dinero”, de esta manera, Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, salió a defenderse tras la polémica que se armó la semana pasada, cuando fue captado en un partido de los Lakers, durante su gira de trabajo en California, Estados Unidos.

En su cuenta de Twitter, Alfaro aprovechó para aclarar la situación y mandar el siguiente mensaje: “Como hay quienes quieren seguir con el tema, voy a aclarar las cosas de una vez por todas… Es mentira que cada boleto cueste miles de dólares y aquí está la prueba”.

Y anexó un boleto con el precio de 382 dólares, algo así como siete mil 258 pesos mexicanos.

Dice que pagó su entrada 

De acuerdo con la versión del gobernador de Jalisco, no existe sustento en la discusión que se desencadenó la semana pasada, ya que él pagó sus boletos de entrada —el de su pareja también—, mientras que el boleto de la diputada Mirza Flores salió gratis porque un amigo al final canceló “su asistencia”.

Los boletos de avión y su hospedaje en tierras estadunidenses también corrieron a su cuenta, nada del erario, “yo no lo hice con dinero público”, remató Alfaro.

Vale recordar que las críticas en redes sociales surgieron cuando se difundió la imagen del gobernador de Jalisco en primera fila, en el partido de la NBA entre los Lakers y los New Orleans Pelicans, aunque el mismo Alfaro había dicho que se encontraba en medio de una agenda apretadísima.

**Foto de portada: especial- @EnriqueAlfaroR