Y también reconciliados con la vida y constructores de su propio camino a base de esfuerzo y trabajo duro, Megadeth cuenta con 30 años de una carrera que no se ha detenido, aunque ha tenido descalabros como todos. Siendo una de las bandas favoritas de muchos metaleros mexicanos, no extraña que el grupo ya haga visitas habituales a nuestro país (se dice que ya hasta pagan predial).

Y aunque muchos se quejan que han dejado de ser “la banda más rápida del mundo”, también en secreto atesoran su boleto para ir a cantar “Symphony of Destruction” o “A Tout Le Monde” a voz de cuello. Platicamos con Dave Ellefson, sobre las tres décadas de Megadeth, el desarrollo de su estilo como bajista y otros proyectos que le permiten dar rienda suelta a su creatividad.

Megadeth regresa a la ciudad de México una vez más, ¿cómo te sientes de volver?

Dave Ellefson: Muy bien, me encanta México. Los fans son fantásticos, la gente es muy amable y hospitalaria con nosotros. Cada país de Latinoamérica tiene su propio “sabor”, así que estoy muy emocionado de regresar a México

¿Sabes que la gente dice que como tocan tan seguido en México deberían comprar casas y quedarse a vivir aquí?

DE: Bueno, en verdad tomo eso como un cumplido. México está muy cerca de donde vivimos, especialmente para mi en Arizona. Dave y Chris en California, Shawn en Atlanta, está muy cerca de nosotros. Es muy raro porque cuando estamos en México sentimos que estamos lejísimos de nuestra casa

¿Qué vamos a escuchar en estos shows que van a ofrecer en el país?

DE: El show tiene gran variedad de temas que hemos grabado a lo largo de los años. Y como este año se cumplen 20 del lanzamiento de Youthanasia…este año no tendremos tiempo de hacer un show especial tocando todo el disco. Estos shows de Latinoamérica son el comienzo de nuestra gira mundial de todo 2014. Pero en este tour vamos a estar tocando varias de las canciones de Youthanasia como atractivo especial.

big

Se rumoraba que sí tocarían todo el álbum en algún momento, como lo hicieron con el Rust In Peace por ejemplo.

DE: Sí había un rumor, pero nosotros jamás hemos dicho que lo haríamos. No con este disco en particular. Incluso el aniversario es hasta noviembre, pero eso será parte del atractivo de este tour, tener esas canciones circulando en el setlist. Es muy especial para nosotros porque además fue con Youthanasia que venimos por primera vez a Latinoamérica. Así que nos emociona mucho tocar estas canciones para la gente que las apoyó desde un principio.

¿Qué tal va tu autobiografía, My Life With Deth?

DE: Se va vendiendo bien. Es más la historia de mi vida. Es un testimonio de fe, es un libro sobre mi familia. Y lo más importante es que se trata de un chavo que se enamoró del Rock & Roll y el Heavy Metal, y su recorrido de vida como músico metalero.

¿Hubo alguna autobiografía que te haya gustado o te haya inspirado para escribir la tuya?

DE: Ahora mismo estoy disfrutando mucho la de Paul Stanley de KISS. Está muy bien escrita y me gusta mucho su honestidad. La única autobiografía que leí antes de escribir la mía fue la de Slash. Leí un poco de la de Keith Richards pero creo que tenía demasiados detalles. Por más buena que es, me aburrió un poco. Igual leí la de Sammy Hagar. Y aprendí algunas cosas de cada uno mismas que quizás me ayudaron cuando escribí la mía.

My Life with Deth

¿Traerás algunas copias en estos shows?

DE: Hablamos sobre hacerlo pero honestamente sentí que debido al lenguaje no sería apropiado porque no estamos haciendo traducciones de la misma ahora. Igual no sabemos si se vendería bien un libro escrito en inglés por acá. Aun así pueden pedirlo por Internet y tenerlo.

Platícanos un poco de la historia de esta mujer que era sorda y pudo ver y escuchar a Megadeth en vivo por primera vez en su vida.

DE: Fue fantástico. Ella nació con este impedimento, pero se sometió a una cirugía donde le pusieron unos implantes que ahora le permiten escuchar. Y el primer concierto al que asistió en su vida fue uno de Megadeth, nosotros la invitamos porque nos dijeron que éramos su banda favorita. Fue muy emocionante para ella y su marido asistir al show.

¿Qué tal te sientes como vocalista en Altitudes & Attitude?

DE: En realidad Frank Bello canta la mayoría de las canciones. Inicialmente comenzó a gestarse en las clínicas que hacíamos para los amplificadores Hartke. Y es muy divertido que Frank y yo podamos hacer algo diferente fuera de Megadeth y Anthrax. Podemos tocar otra música que no encaja en nuestras respectivas bandas y aún así son muy buenas canciones.

aaaa

¿Qué hay respecto al nombre, de qué se trata?

DE: Un día lo reflexioné de golpe. Pensé que había visto suficiente de ambas cosas. Altitud por viajar en diferentes aviones a diferentes altitudes y todas las actitudes con las que hemos tenido que lidiar a lo largo de esta carrera en el mundo de la música. Y bueno, también para mí, tu actitud determina el tamaño de tu altitud en la vida.

Megadeth es una banda con 30 años de carrera y contando. Cuando comenzaste con Megadeth cuáles eran tus expectativas? ¿Pensaste que la banda duraría un par de años si les iba bien?

DE: No. Siempre pensé que Megadeth iba a ser una gran banda. Cuando conocí a Dave Mustaine pensé que íbamos a crear algo especial, que iba a ser enorme y que realmente tendríamos mucho éxito. Sentía que Megadeth de alguna forma estaba bendecido para que triunfáramos. Al mismo tiempo tuvimos que trabajar mucho para lograrlo, no es como si nos hubieran regalado el éxito. Es mucho trabajo, tienes que invertir tu tiempo, es importante presentarse y realizar el trabajo. No puedes esperar la recompensa sin ofrecer algo de esfuerzo.

Mucha gente se pregunta sobre tu técnica para tocar. Por qué usas plumilla y no los dedos, por qué un bajo Jackson y no un Fender por ejemplo. ¿Qué nos dices al respecto?

DE: Antes de conocer a Dave Mustaine ya había practicado varios años y tocado con plumilla, porque sentí que daba más claridad al tocar. También porque no me alcanzaba para comprar un amplificador grande para el bajo, así que tuve que ingeniármelas para hallar una técnica con la que pudiera ser escuchado. Cuando armamos la banda, la plumilla se quedó como parte del estilo. Podía tocar muy rápido, limpio, articulado. Y así es como a mi oído le gusta escuchar el bajo.

Me gusta que el bajo esté muy definido. Especialmente en el Thrash Metal creo que el bajo debe tener mucha claridad y la plumilla me permitió obtenerla. Y después estuve buscando instrumentos, fui a una tienda en Hollywood, California en 1987 y tomé un bajo Jackson, lo conecté a un amplificador Hartke y ¡ese era mi sonido! Sucedió así, al instante.

Por supuesto intenté con otros instrumentos, bajos Fender, amplificadores Ampeg SVT que entonces eran los indicados para los conciertos grandes, se supone que eran los mejores. Toqué con un Fender conectado a un Ampeg y no era para nada mi sonido, no se ajustaba a lo que necesitaba para tocar con Megadeth. Desarrollé mi tono, estilo y sonido en base a las necesidades de la música. En vez de llegar y decir “aquí estoy, escuchen mi sonido”, fue más como… creamos algo en Megadeth. Megadeth es una creación que surgió trabajando en equipo e individualmente lo cual lo hace algo especial. El Jackson, el Hartke y la plumilla se convirtieron en un sello distintivo.

Y cada gran guitarrista o bajista está definido por el trabajo de su mano derecha (o la mano con la que ataca las cuerdas). Piensa en Yngwie Malmsteen, Dave Mustaine, James Hetfield, Malcolm Young, Fieldy de Korn, Billy Sheehan, David Ellefson, Gene Simmons, lo que realmente les da su propio sonido es la mano que porta la plumilla. No la mano que digita las notas en el brazo. La mano que tiene la plumilla es la que encierra en sonido distintivo de cada uno.

¿Cuáles serían algunos de tus momentos más memorables en estos 30 años de carrera con Megadeth?

DE: Bueno comenzando hace 20 años con la gira de Youthanasia en Sudamérica, fue nuestro primer tour en la región y fue fenomenal. Nos abrió las puertas a una nueva vida a todos. Honestamente desde entonces no ha cambiado mucho. También el principio de todo, cuando conocí a Dave Mustaine y fuimos al ensayo y montamos todas esas canciones, que básicamente fueron “Set the World Afire”, “Devil’s Island”, “Skull Beneath the Skin”. Sentir el poder de las canciones y cuan asombrosamente buenas eran. Tocar en Rock in Rio, Castle Donnington. Ver nuestros videos rotando en MTV. Hay muchísimos momentos inolvidables en nuestra carrera, demasiados para señalar solo algunos.

ttttt

¿Qué ha pasado con tus otros proyectos como Temple of Brutality y F5?

DE: Temple of Brutality realmente fue una cosa de una sola vez. Tratamos de hacer algo más pero estuve muy ocupado con Megadeth y definitivamente no concretamos nada. Con F5 de hecho tenemos un EP que grabamos en el estudio y está ahí esperando salir, quizás cuando haya una pausa en la agenda de Megadeth lo lanzaremos. Es una gran banda, los tipos son geniales, muy buenos compositores. Es algo que me gustaría continuar porque me permite tocar y escribir un tipo de música diferente, como Altitudes & Atittude. Con quienes también tenemos varias canciones ya listas pero aún tenemos que hallar tiempo para grabarlas.

¿Qué sigue para Megadeth?

DE: Estar de gira por Europa, aun llevando canciones de Supercollider, después regresaremos a Estados Unidos y haremos este crucero con Motörhead a fines de año, con el cual regresaremos al sur de México, será interesante ver cómo es eso. Mientras tanto nos veremos ya muy pronto de regreso en su hermosa ciudad.

Por: Ivan Nieblas @elpatas

Megadeth se presenta mañana en el Palacio de los Deportes y aún pueden conseguir entradas a través de Ticketmaster o directo en la taquilla del inmueble.