Foto: Miguel Tovar/LatinContent/Getty Images

¿El fin del “dedazo”? EPN no será factor único para seleccionar candidato presidencial: PRI

Como ya es tradición de cada sexenio, en la recta final de éste, los mandatarios se la pasan casi como si estuvieran de adorno: ya no le mueven a nada, sólo van a actos protocolarios y comienzan el año de Hidalgo a ver a quién le dejan el changarro. Bueno, en el caso de EPN parece que no será así, ya que – a diferencia de otros presidentes – a él no se le tomará en cuenta no se le cargará la responsabilidad de decidir quién será su sucesor.

¿Ya ni en su partido lo pelan? Algo así, pero para que no se escuche tan feo, el líder del tricolor, Enrique Ochoa, comentó que sí “será central” el buen Peña Nieto en el proceso de selección de candidato, pero no será el único factor, sobre todo porque parece que EPN tiene manitas de estómago se prevé que en la asamblea nacional ordinaria del partido se podría abordar el cambio de algunos estatutos.

“Hay quienes afirman que el método (de elección de su abanderado presidencial) debería ser consulta abierta a la base y simpatizantes, pero hay también cuadros distinguidos que sostienen que ‘de ninguna manera’ puede ser así. Ante esa pluralidad de opiniones, lo acertado es no precipitarse”.

Pese a que ganaron el Estado de México, la manera tan poco contundente con que se hizo ha puesto a varios miembros del PRI a cuestionarse qué tan prudente es continuar con las mismas fórmulas para ir por la presidencia. A la poca popularidad con la que EPN termina su administración, hay que añadir la manchota que dejaron los gobernadores “Nuevo PRI”; por ello, hace unos días el exlíder nacional del partido, César Camacho, admitió que ya no les va a alcanzar con el voto militante para llevarse futuras elecciones. El candidato podría salir de entre simpatizantes, es decir, alguien que no esté (tan) relacionado ni con el partido ni con la administración de Peña Nieto… porque la verdad, ya ni ellos se la creen.

“En los estatutos del PRI se indica actualmente el mecanismo a partir del cual un militante puede ser candidato; este documento señala también, desde 2013, esa posibilidad para simpatizantes del tricolor a distintos cargos locales y federales, hasta el nivel de gobernador”. Lo que en lo que en la asamblea que comenzará hoy se podría abordar es la posibilidad de flexibilizar el requisito hasta el nivel presidencial, además de quitar otros “candados” para quienes busquen postularse a cargos públicos por el PRI.

De acuerdo con Ochoa, será hasta finales de este año cuando se decidirá el mecanismo para seleccionar aspirante… y tampoco hay que esperar muchos cambios en sus métodos: al preguntársele cómo enfrentarán las posibles alianzas electorales de la oposición, el líder nacional tricolor señaló que la  estrategia del PRI se basará en “una alianza con la ciudadanía”.

Ahhhh, ¿así o más demagogo?