Ahhh que mi PRI tan democrático… pues al parecer, así como AMLO no ha cambiado al país en unos meses, el tricolor tampoco ha sufrido esa transformación que presumen.

Con el inicio de los movimientos para cambiar de dirigencia, nuevamente salen las acusaciones de viejas prácticas en el PRI. La encargada de quemar con la banda al otrora partido en el poder fue Ivonne Ortega, candidata a la presidencia nacional del tricolor. Según ésta, uno de sus oponentes hará que Enrique Peña Nieto (EPN) siga moviendo los hilos del partido. Ah, chin%&/a, ¿a poco él mandaba ahí?

Pues según Ortega sí… y busca continuar mandando por medio del gobernador de Campeche (y aspirante presidente del PRI) Alejandro Moreno. “La dirigencia del PRI, cedió ante las presiones de quienes nos llevaron a la derrota, para que Enrique Peña Nieto continúe mandando a través de Alejandro Moreno Cárdenas”, denunció la exgobernadora de Yucatán.

Como prueba de su acusación, Ivonne Ortega señala que en la convocatoria para dirigir al PRI se ha impuesto un padrón diferente al que el INE validó… claro, este padrón “balín” está orientado a favorecer al candidato de la mafia del poder… digo, de la cúpula del PRI, la cual –según lo dicho por Ortega– está comandado por EPN.

¡La misma cúpula que llevó al partido a la situación en la que hoy se encuentra! Por eso te pido a ti, militante; no dejes que elijan por ti, e impongan a una dirigencia”, señala el breve mensaje de la exgobernadora.

Ivonne Ortega

Foto: Especial

Luego de que en las pasadas elecciones federales el PRI recibió la arrastrada de su vida, las autoridades del partido decidieron renovarse… para ello, se le pidió al INE que sirviera de revisor del padrón electoral interno. Y así pasó… sin embargo, Ortega denuncia que desde enero se comenzó a registrar a nuevos militantes. Por ahí de 70 mil nuevos priistas, la mayoría provenientes de las entidades donde el gallo de EPN cuenta con notable apoyo.

Otro aspirante a la dirigencia del PRI que también ve mano negra en el proceso es José Narro. Para el exrector de la UNAM, el proceso de elección ha dado inicio y lo ha hecho con los mayores vicios y las prácticas menos deseables… todas con miras a dejar como presidente del partido a Alejandro Moreno.

La mascarada para imponer a Alejandro Moreno dentro de la dirigencia ya comenzó. El PRI enfrenta el riesgo de convertirse en un satélite del partido en el gobierno”, acusó Narro… momento, ¿el PRI satélite de Morena? Uhhhh, pues habrá que seguir este proceso.