A casi dos semanas de la explosión en un ducto de Pemex, en Tlahuelilpan, Hidalgo, los trabajos para lograr identificar a las víctimas continúan entre aclaraciones y “errores”. Y, ¿eso? El día de ayer se dio a conocer que los trabajos periciales habían fallado al tomar las muestras de ADN de las esposas y no de los familiares consanguíneos de las víctimas. Peeeeeero, más tarde el procurador de Justicia de Hidalgo salió al paso para “aclarar” esta información.

Según Raúl Arroyo González, procurador de Justicia estatal, no hubo ningún error en la toma de muestras de ADN de los familiares de las víctimas y explicó que estas muestras a las esposas o cónyuges fueron tomadas para complementar los expedientes de los cuerpos hallados en el terreno cercano al ducto.

Las muestras

En los detalles, Arroyo González dijo que el 28 de enero se tomaron muestras de sangre para completar los registros de las personas fallecidas, así que si se tenía la muestra de un hijo también era necesario tomar la de su esposa o la mamá del desaparecido… “para tener mayor certeza en el resultado”.

Foto: Héctor Vivas/Getty Images

Un mal entendido

Para que no quedara dudas, el procurador recalcó que la información que se difundió el día de ayer había sido “un mal entendido en una entrevista”, por lo que no se llevaron acabo pruebas dobles.

Es decir, aplicó un “lo que quise decir”, pues como mencionamos había notas informativas que señalaban, en voz del procurador —que el error estuvo en tomar las pruebas a las esposas en vez de a los familiares consanguíneos—.

Aumenta a 107 el número de muertos por explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo

Y por ende, los peritos tendrían que regresar al lugar para hacer una segunda prueba con los familiares de sangre… Eso fue lo que se dio a conocer y, horas más tarde, llegó la aclaración del procurador.

En fin, por lo pronto, se prevé que la identificación de los cuerpos tardará de dos a seis meses —todo depende de su clasificación y el nivel de carbonización—.

**Con información de El Financiero, Radio Fórmula y la Procuraduría de Justicia Estatal.

**Foto de portada: Héctor Vivas/Getty Images