Luego de conocer que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) solicitó  a un juez ejercer orden de aprehensión en su contra, Arturo Escobar, quien fuera presidente del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), decidió renunciar a su cargo como subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación (Segob).

Bueno… aunque varios medios señalan que fue el propio gobierno federal el que decidió separar del puesto al fino funcionario que, recordemos, cuando fue designado generó el rechazo de algunos políticos y varias organizaciones sociales, quienes cuestionaron la autoridad de Escobar para ocupar el cargo, debido a las diferentes violaciones a la ley electoral que el PVEM realizó con él como vocero y presidente… eso y considerar el riesgo de que pudiera disponer del presupuesto para prevención del delito en otros asuntos.

“El mensaje es que los 2 mil millones de pesos que van a destinarse al programa de prevención, en 2016, se van a ir a la construcción de clientelas y a comprar votos, porque esto es lo que saben hacer estos (…) personajes”.

arturo-escobar

El ahora ex subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Segob, aseguró en carta dada a conocer en su cuenta Twitter  que su decisión de abandonar el puesto es para “facilitar el adecuado curso de las investigaciones, y de contribuir a que el proceso se conduzca con absoluta transparencia”, algo que hace por cuenta propio, ya que –según él- hasta el momento no ha sido requerido por ninguna autoridad judicial.

Como era de esperarse el ex líder “ecologista” rechazó cualquier imputación en su contra y confió  que en breve sea aclarado cómo está eso de que violó la ley electoral al haber celebrado durante la anterior precampaña electoral un contrato con una empresa para la elaboración y entrega indebida de 10 mil tarjetas de descuento.

Otro dato que conviene recordar: en las pasado proceso electoral el PVEM rompió todos los récors… y no en votos, sino en violaciones a las leyes electorales. Logró acumular multas por más de 600 millones de pesos.

En fin, será en 10 días cuando sepamos si el juez decide ejercer orden de aprehensión o no en contra de Escobar y de los empresarios con los que celebró los mencionados contratos, esto por las aportaciones monetarias y en especie que realizaron a pesar de que existen prohibiciones legales para ello.

*Vía Proceso, Reforma