Especial del Día del Libro: El Chingonario

Por: Raviola

Verbo, adjetivo, sustantivo, exclamación… el significado siempre dependerá del contexto en el que esté presente.

Desde el siglo pasado y a lo largo de toda la región mexicana se han usado derivados esta palabra como parte del vocabulario diario.

Nosotros podemos presumir de dominar a la perfección la conjugación del verbo “chingar”, así como las diferentes maneras de llegar a “la chingada” y las diferentes situaciones en las que uno se dice “chingón”, pero de lo que no podemos jactarnos es de conocer todas las aplicaciones del mismo.

Como bien dice en una de sus páginas:

* No es lo mismo decir ”ahh, qué la chingada” que decir “oh que la chingada”. La diferencia radica en que en que en la primera tienes la opción o no de seguir chingando. En la otra no hay opción, te aguantas y te chingas.

De la A a la Z, del “chingo” al “chingamadral”, no importa cómo lo leas, lo que sí, es que este libro es bastante recomendable para los que deseen aprender más de esta palabra, pero sobre todo, uno de las novedades más aconsejables para pasar un buen rato.

Título: El Chingonario: Diccionario de uso, rehuso y abuso del chingar y sus derivados

Autor: María del Pilar Montes de Oca

Editorial: Libros, lectores y servicios.