Típico, estás en la playa, te metes al mar y de pronto te dan ganas de hacer chis. Salirte e ir a buscar un baño te da flojera, entonces piensas ¿si de todas forma estoy rodeado de agua, qué tanto es tantito si dejo escapar el chorrito?

Muchos lo negarán, pero a TODOS la idea nos ha pasado por la cabeza, y claro, hay quienes lo hacen sin remordimiento. ¿A poco no?

Respetamos mucho a quienes se resisten al instinto y de forma estoica salen en busca de un WC; la bronca es para quienes orinan en el mar y por ello se sienten culpables. ¿Te ha pasado? Pues te tenemos una buena noticia: Orinar en el mar no tiene porque ser mal visto.

Lo anterior no es invento nuestro para justificar nuestras marranadas, sino que lo dice la American Chemical Society, quienes por medio de un video nos explican por qué orinar en el mar no es ningún delito ni tiene repercusiones ambientales. En este material se nos mencionan estos datos contundentes:

  • El 95% de nuestra orina es agua, y el contenido de cloruro y sodio que la acompaña no representa amenaza alguna ni para los animales y plantas , ni para el agua del mar.
  • El Océano Atlántico tiene 50.000.000.000.000.000.000 litros de agua. Si todos los habitantes del mundo orinaran al mismo tiempo sobre dicho océano, la urea (las sustancias desechadas de la pipi) equivaldrían a 60 litros por cada billón de agua.
  • Para el bioquímico Stuart Jones, la pipí es una insignificancia en la inmensidad del mar:

“La orina es un producto inofensivo en primer lugar y se diluye hasta un punto insignificante en cuestión de minutos. Hay cosas mucho más peligrosas en el océano de las que preocuparse”.

De eso y más habla este video, que suponemos, le quitará el remordimiento a todos aquellos que alguna vez hemos han orinado en el óceano. Y es que tan sólo en Estados Unidos, el 62% de su población admiten haber orinado alguna vez en el mar.

Échenle ojo:

Eso sí, como dice el video: una cosa es orinar en el mar, y otra muy diferente hacerlo en albercas o áreas protegidas.

Ya que vieron el video, debes decir que…

a) Me sigue pareciendo una marranada eso de miar en el mar.
b) Al chile, yo sí he orinado en el océano.
c) Yo me oriné mientras hacía el #IceBucketChallenge y no ando presumiendo.
d) No acostumbraba a orinar en el mar pues sentía que era pecado, pero ahora lo haré, siempre.
e) No sé ni me interesa, sólo entré a esta nota para ver si había fotos de muchachas encueradas orinando.

*** Vía Huffington Post