Aquí nos tocó vivir

Histórico: el Estado mexicano se disculpa con Lydia Cacho por caso de tortura

Por todas las niñas que sueñan con un país sin violencia, por mis compañeras y compañeros que han sido violentados, a casi 14 años de su arresto —por el trabajo periodístico de “Los demonios del edén”—; la periodista y activista mexicana Lydia Cacho aceptó las disculpas públicas del gobierno Federal por el sometimiento, tortura y violación de sus derechos humanos.

En un hecho sin precedentes en el caso de los periodistas mexicanos —pues se deriva del primer caso de violencia, tortura y acoso en contra de una periodista mexicana admitido por el Comité de Derechos Humanos de la ONU—, el gobierno de AMLOmediante la Secretaría de Gobernación (Segob)— reconoció que el Estado mexicano ha fallado en la procuración de justicia.

Pero este día, el gobierno Federal dio el primer paso, en la atención de la resolución que hizo el Comité de Derechos Humanos de la ONU sobre el caso de tortura por parte del Estado en contra de la periodista y escritora.

“Hace casi 14 años he dado la batalla más importante de mi vida”

En su discurso, ante Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, Alejandro Encinas, subsecretario de derechos humanos, migración y población de Segob, y Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, Lydia Cacho recordó la razón por la que continuó luchando para acceder a la justicia.

Por un periodismo libre, en el ejercicio de la verdad y la libertad de expresión, pues este ha sido el medio por el cual han hablado decenas de voces víctimas del crimen organizado y del gobierno Federal —ante el paso de los sexenios de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto—.

Al recordar la causa y la raíz de su caso, Cacho también puso énfasis en la tarea que tiene el gobierno de AMLO:

“Este gobierno tiene la posibilidad de crear un verdadero estado de derecho”, no sólo con una disculpa pública, sino con la investigación del caso y el juicio de todos los vinculados con la red de prostitución que Lydia Cacho reveló en su trabajo periodístico.

Es decir, que el gobierno dé el siguiente paso, más allá de las palabras y las promesas.

El compromiso

En su discurso, Lydia Cacho recordó que el compromiso del gobierno está con los mexicanos. Y ejemplificó con las cifras que han puesto en jaque a nuestra cotidianidad:

“Cada año, más de cuatro millones de niños y niñas son abusadas sexualmente en México, de acuerdo con la OCDE… Al menos el 10% terminará en una red de pornografía vinculada con la delincuencia organizada”.

Sin dejar de lado que los feminicidios aumentan a medida que la impunidad crece… y esto debe terminar.

En representación de las mujeres, los periodistas y las periodistas que han sido silenciados y de las víctimas de tortura, Cacho se presentó ante el gobierno levantando la voz de las víctimas a quienes se les debe justicia.

El Estado mexicano falló

En 2017, el gobierno de Quintana Roo se disculpó de manera pública por la violación de los derechos humanos de Pedro Canché Herrera, atendiendo la recomendación emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

En este contexto, la disculpa del gobierno Federal a Lydia Cacho constituye otro hecho que sienta los precedentes en la respuesta de las instancias gubernamentales frente a las recomendaciones internacionales sobre casos de violencia en contra de periodistas mexicanos.

“Habremos de asumir que el Estado mexicano falló en su responsabilidad, en salud y acceso a la justicia, actos de tortura y discriminación de género a los que fue sometida Lydia Cacho”, estas fueron las palabras de Alejando Encinas.

Y aunque esta disculpa pública resulta un hecho histórico para México, aún queda camino por recorrer:

La realización de una investigación imparcial sobre el proceso penal, que se juzgue a los responsables y compense a la periodista, después de la presión ejercida por parte del gobierno federal y estatal… —sólo por reportar los casos de pederastia, trata de personas y abusos sexuales conducidos por el empresario Kamel Nacif y arropados por Mario Marín, el “Gober precioso”, exgobernador de Puebla—.

Pero este fue el primer paso…

🔴 #EnVivo | Reconocimiento del Estado Mexicano y Disculpa pública a la periodista y defensora de derechos humanos Lydia María Cacho Ribeiro:

Posted by Secretaría de Gobernación on Thursday, January 10, 2019

**Foto de portada: @article19mex

Comentarios