Habrá que comenzar a desechar todas nuestras enciclopedias y quemar en leña verde a los “expertos” en música pues un estudio clama que hemos vivido en el error todos estos años.

Resulta que un grupo de académicos londinense, llevaron a cabo un estudio sobre patrones musicales en las listas de popularidad de Estados Unidos desde 1960 al año 2010 para determinar mediante el análisis de datos su duración en dichas listas y el gusto del público.

Sorpresivamente el estudio arroja datos que harán que más de uno se rasguen las vestiduras. Resulta que no hay evidencia alguna de que los Beatles, los Rolling Stones y toda la plantilla de bandas de la llamada “Invasión Británica” causaran un efecto revolucionario en la historia de la música, por el contrario, ellos simplemente seguían patrones que ya habían sido establecidos previamente. Sólo tres años son considerados de verdadero cambio en las tendencias musicales: 1964, 1983 y 1991.

beatsstones (1)

El estudio considera distintas propiedades de la música como los cambios tonales, las progresiones de acordes y su influencia sobre la cultura juvenil y general.

Por el contrario, consideran que sólo el Hip-Hop ha sido revolucionario desde su aparición en las listas de popularidad de 1991, el cual reinventó el panorama musical “como no lo había hecho otro fenómeno musical antes en todos los ámbitos sociales y culturales.”

El estudio conducido por Matthias Mauch, de la escuela de ingeniería electrónica y ciencia computacional en la universidad Queen Mary de Londres, se proclama como innovador en el terreno sobre cómo se miden las tendencias musicales: “Por primera vez podemos medir las propiedades musicales en las grabaciones a gran escala. De hecho ya podemos ir más allá de lo que los críticos musicales nos digan o lo que nosotros sepamos sobre ellas, para mirar directamente en las canciones, medir su hechura, y comprender como es que han cambiado.”

Los investigadores pidieron ayuda del sitio Last.Fm para usar su base de datos y emplearon métodos como el señales procesadas y análisis de texto para investigar las propiedades musicales de las canciones.

Los resultados contradicen todo lo que sabíamos hasta ahora sobre cultura musical, por ejemplo estableciendo el año de 1983 como un año revolucionario por la llegada de la música Country y el reinado de la música disco, cuando la historia nos había enseñado que este año es particularmente notorio por la aparición de las bandas de Synth Pop británicas en los charts norteamericanos. Igualmente afirma que 1986 es el año menos diverso para la música debido a la aparición de las cajas de ritmos, muy socorridas por las bandas de la época.

Desde luego el estudio deja muchas dudas. Por ejemplo. Mike Brocken, quien se encarga de dar un curso sobre música en la universidad Hope de Liverpool y además es director de la primera maestría sobre los Beatles que existe en el mundo, dice que “la música popular no puede ‘medirse’ de esta forma, ¿qué hay de la recepción, la economía, las subculturas? Mi primer instinto es cuestionar cualquier estudio que use análisis de datos. No creo que este tipo de análisis musicales ‘formalistas’ ayuden en nada. Los Beatles comunicaban cosas a la gente, ya fuera a través de un acorde de La Menor o La Mayor, no hay ninguna diferencia. El análisis semiótico va mucho más allá de los simples cambios de acordes y la métrica de las canciones.”

Aunque acepta que los Beatles no fueron pioneros de los estilos musicales que tocaban, esto no disminuye en lo absoluto su permanencia como la banda Pop por excelencia, pues al igual que todos nosotros, escuchaban todo tipo de música y simplemente se inspiraron por ella.

Además el estudio no toma en cuenta las circunstancias de las propias épocas que estudia, más allá de lo que está presente en las listas de popularidad. Las circunstancias sociales, culturales, económicas, políticas, tecnológicas y musicales en las que emergieron los Beatles, los Rolling Stones y todos sus colegas de la época como los Kinks, The Who, los Animals y muchos más, fueron determinantes en el impacto que tendrían con los escuchas. Y ya no hablemos de todos los géneros que ignoraron olímpicamente como el Grunge, el Glam Rock, la música electrónica y tantos otros que han dominado las listas.

Y bueno, podrán decir misa, pero la música de los Beatles y los Stones en particular sigue vigente en el gusto de millones de personas alrededor del mundo, a más de 50 años de su aparición, y a pesar de no figurar en las listas de popularidad desde hace décadas.

¿Usted qué opina?