En los primeros minutos de esta semana se dio a conocer que Evo Morales viajó a Cuba. Así, sin muchas explicaciones, dejando el terreno para las especulaciones. Pero bueno, con lo informado por el presidente de Argentina, las cosas no quedaron muy aclaradas que digamos…

De acuerdo con Alberto Fernández, mandatario de Argentina, Evo Morales viajó a Cuba por motivos de salud… algo que no está impedido por la situación de refugiado de la que goza en la nación sudamericana. ¿Está enfermo el exmandatario boliviano? Eso es lo que no consiguió explicar Fernández. Al contrario, hizo que surgieran más especulaciones sobre Evo.

Evo Morales será jefe de campaña del MAS en las próximas elecciones de Bolivia

“Me han dicho que está en Cuba, está con un tratamiento de algo. Habló días atrás conmigo, pero fue un comentario al pasar. Nada le impide a él como refugiado político ir a Cuba“, comentó Fernández para Radio Continental, en cita tomada por El País.

Las especulaciones sobre el viaje de Evo Morales a Cuba se incrementaron más, debido a que allá se encontrará con la vicepresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kichner… quien, según indican varios medios, se dio una vuelta por la isla para (también) someterse a un tratamiento médico.

Luego de estar sólo unos días en México como refugiado, Evo Morales está en Argentina desde el pasado 12 de diciembre, sólo dos días después de que Alberto Fernández tomó posesión como presidente.

En la tierra de Maradona –y pese a los reclamos del gobierno de Jeanine Áñez, actual presidenta de Bolivia– Evo Morales se ha mantenido políticamente activo. Es más, desde allá dio a conocer que Luis Arce será el candidato presidencial de su partido… lo cual todavía no es un hecho, dado que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció que mantiene en observancia esta candidatura, así como la de Evo para el Senado.

En el caso de Evo Morales, el TSE señaló que no cumplió con la presentación de algunos documentos, por ejemplo, número de celular, así como el certificado de antecedentes no penales. El expresidente boliviano tiene hasta mañana miércoles para corregir.