Por medio de su cuenta de Twitter, el presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, anunció que el día de ayer, lunes 7 de octubre, todos los focos de incendios se lograron apagar por completo.

Lo anterior en la Chiquitania, una extensa llanura de América del Sur.

En este sentido agradeció a las Fuerzas Armadas, elementos de la policía, voluntarios, brigadistas, bomberos extranjeros, representantes de 196 instituciones, así como a 15 países y organizaciones.

El mandatario explicó que ahora comienza la etapa de recuperación de la fauna y flora, es decir la etapa post-incendio.

“Hemos aprendido muchas lecciones y nos prepararemos para cuidar la Madre Tierra por el bien de las futuras generaciones”, afirmó.

Además hizo un homenaje a los bomberos, voluntarios y comunarios que perdieron la vida luchando contra el fuego.

Por más de dos meses, el gran incendio forestal acabó con más de cuatro millones de hectáreas de bosque y tierras de cultivo en el oriente de Bolivia.

Es importante mencionar que la Chiquitania es un bosque de 20 millones de hectáreas que se extiende al pie de los Andes y se conecta con la Amazonía en Bolivia y Brasil.