Quienes estaban al pendiente de la llegada de Evo Morales —ya sea críticos, simpatizantes y medios—, se despertaron esta mañana con una sorpresa. ¿Por qué? De acuerdo con las autoridades, se tenía previsto el arribo del exmandatario de Bolivia alrededor de la medianoche. Sin embargo, debido a un par de incidencias, Evo Morales aún se encuentra en camino hacia México y se supone que llegará a las 11:00 horas de este día, de acuerdo con el canciller Marcelo Ebrard.

¿Y eso?, ¿qué pasó? Aunque se tenía previsto que Perú permitiría el paso de ida y vuelta del avión de las fuerzas armadas mexicanas, hubo un imprevisto —primero en la entrada de la aeronave de las fuerzas armadas a Bolivia y luego el regreso a Lima, Perú.

“Cuestiones políticas”

Primero, para que las fuerzas armadas de México entraran a Bolivia fue todo un rollo, ya que el permiso para su entrada se canceló y tuvo que tramitarse uno nuevo. Mientras eso ocurría, el avión de la Sedena tuvo que esperar en Lima. Luego, ya con luz verde, partió hacia Bolivia. Peeeeeero eso no fue todo, pues el regreso de las fuerzas armadas con Evo Morales también fue complicado.

Marcelo Ebrard explicó que la aeronave de las fuerzas armadas de México estaba en espera de entrar al territorio peruano para trasladar a Morales. Sin embargo, el gobierno de Perú no permitió la entrada del avión —que pretendía recargar combustible— por cuestiones políticas. Es decir, Perú decidió no recibir al líder indígena.

¿Qué pasó después? Los muchachos de AMLO tuvieron que buscar otra alternativa y tocar puertas hasta que el gobierno de Paraguay aceptó apoyar a México. El secretario de Relaciones Exteriores concilió con las autoridades paraguayas para que el avión pudiera hacer la recarga de combustible en Asunción. Y en medio de estos cambios de logística, Ebrard descartó que la vida de Morales se haya puesto en riesgo.

Finalmente, de esta manera quedó el apoyo entre los países sudamericanos: Perú autorizó el uso del espacio aéreo —pero no la llegada de la aeronave—, Ecuador también dio luz verde para la recarga de combustible y en Paraguay, las fuerzas armadas lograron aterrizar para hacer la recarga y partir hacia México.

Marcelo-ebrard-vuelo-evo-morales-bolivia

Foto: Presidencia.

Con toda esta información, ¿qué pasará con la relación diplomática entre México y Bolivia? El carnal Marcelo Ebrard explicó en la conferencia mañanera que México definirá su relación en unas horas —todo depende de lo que vaya ocurrir. Que haya una salida pacífica y democrática. En ese sentido, el gobierno de AMLO planea contribuir.

¿Y Estados Unidos? Por lo pronto, el secretario de Relaciones Exteriores descartó que surja un problema entre México y el gobierno de Trump. “La base del éxito no es la sumisión, es el respeto”, dijo Ebrard para explicar que no es necesario que México replique el discurso de Trump —quien aplaudió la renuncia de Morales a la Presidencia de Bolivia.