En contexto del combate del gobierno Federal contra el huachicoleo, la ordeña de ductos de combustible continúa y entre la noche del miércoles 8 y la madrugada de este 9 de mayo, se registró la explosión de un ducto de Pemex (Petróleos Mexicanos) en el municipio de Reforma, Chiapas.

De acuerdo con información del alcalde Herminio Valdéz Castillo, hasta el momento no se ha contabilizado ningún deceso. Sin embargo, medios de comunicación han señalado la posibilidad de que tras la ordeña, los huachicoleros perdieron la vida, aunque esta información no es oficial y tampoco se han dado detalles sobre posibles heridos. Dentro de las hipótesis, se maneja que este accidente sucedió debido a la presencia y operación del crimen para abastecerse de combustible —debido a que se encontraron los restos de dos vehículos que se presume transportaban hidrocarburos robados.

Desde que se reportó la explosión, personal de Pemex y la Sedena (Secretaría de la Defensa Nacional) resguardan la zona, después del trabajo de contención de los servicios de emergencia, en un hecho que parece ser la dinámica de los huachicoleros y las autoridades para ordeñar-defender el combustible de Pemex.

**Foto de portada: especial.