extincion-ciudad-poblacion-sanas Noticias
Foto: Pixabay

Ciudades sanas

La ciudad es ese espacio que habitamos y en el que desarrollamos nuestras actividades cotidianas; su diseño impacta en su población.

Por Javier Medina y Susana De la Rosa

Las ciudades son esos espacios que habitamos y en los que desarrollamos nuestras actividades cotidianas; se han vuelto parte importante en nuestras vidas, pues la manera en que están pensadas y diseñadas impacta directamente en su población. En Jalisco, al contar con 125 municipios, las realidades, las necesidades y los contextos son diversos.

La tendencia de población en las ciudades va a la alza, esto en buena parte por las dinámicas sociales y económicas. De acuerdo al Consejo Nacional de Población, Jalisco cuenta en este año con una población estimada de 8 millones 368 mil 602 habitantes, de los cuales más del 80% habitan en centros urbanos y en donde el Área Metropolitana de Guadalajara concentra al 61.9% de la población. Además, se prevé que para 2030 la población supere los 9 millones 100 mil habitantes. Lo anterior implica un llamado a la construcción de entornos y ciudades sanas.

Esa construcción de entornos debe ir a la par tanto en lo urbano como en lo rural. En las ciudades es necesario desarrollar capacidades para que éstas minimicen sus impactos negativos en el ambiente desde la reducción de emisiones, el aprovechamiento adecuado de recursos naturales y la pluralidad en la manera en que se ocupan y diseñan sus espacios. Asimismo, en lo rural, las apuestas deben pasar por la autosuficiencia de las comunidades, el desarrollo de capacidades en lo local y la protección de comunidades y ecosistemas ante esquemas que les prometan desarrollo a cambio de despojo y degradación ambiental. En conjunto, desde la concepción de ciudades verdes y ordenadas y  desde la integración de  esquemas de gestión del agua y de movilidad sustentable, se podrán trazar horizontes en los que la vida, la sustentabilidad y la salud de las personas caminen a la par. 


ciudad y población

Imagen: Pixabay

La legislación ambiental y urbana, los instrumentos de planeación como el Ordenamiento Ecológico Territorial y los Planes de Desarrollo Urbano, así como lo establecido en iniciativas como la Nueva Agenda Urbana, los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU y los componentes del Derecho a la Ciudad son elementos clave para avanzar en la construcción de entornos sanos, seguros y armónicos. Apostar porque estos elementos sean la constante, implica hacer efectivos los mecanismos de planeación y gestión del territorio. Las ciudades también son sistemas vivos y son reflejo de los entornos en las que éstas se han ido asentando. Deben desarrollarse sin dejar de lado la vocación y las dinámicas del suelo sobre las que fueron construidas, pues estos factores también son parte de su historia. 

Si queremos futuro para nuestros hijos e hijas, nuestros nietos y nietas, para las generaciones que vienen, es irrenunciable poner al centro a las personas y poner esta agenda en todos los espacios políticos, sociales y culturales porque se trata de nuestro mundo y NO hay planeta B.

*****

Javier Medina es abogado por la Universidad de Guadalajara con enfoque en políticas públicas y medio ambiente. Militante de Futuro.

Twitter: @javier_medinaP

Susana De la Rosa es psicóloga y pedagoga. Maestra en Ciencias Sociomédicas por la @udg_oficial. Presidenta de @FuturoJal.

Twitter: @susanadelar


Comenta con tu cuenta de Facebook





Top Relacionadas
:)