recursos inagotables, agua Aquí nos tocó vivir
Foto: Pixabay

Los incentivos para los recursos inagotables

Cuando hablamos de recursos naturales inagotables, la importancia es conservar cierta calidad o cualidades que permiten la vida.

Por Aranxa Sánchez

Anteriormente hemos hablado de cuáles son los recursos inagotables: luz solar, agua y aire, además de las problemáticas y criterios ESG. Creando una intersección entre ambos, podemos encontrar problemáticas como el agua y el metano (gas de efecto invernadero) así como los criterios: la contaminación de aire y agua, la escasez de agua potable (o estrés hídrico) y la calidad del aire, que son los elementos principales a tratar.

¿Por qué el agua, aire y luz solar son importantes?

Cuando hablamos de recursos naturales inagotables, la importancia es conservar cierta calidad o cualidades que permiten la vida, entre ellas, la humana. Para darnos una idea de por qué el agua potable es imprescindible para el ser humano, así como el aire con ciertas cualidades, además de la atmósfera que permite que sólo ciertos tipos de luz solar filtre en nuestro planeta; bastan los siguientes datos:

Agua

Aire

Luz solar

  • El Sol es la estrella más cercana a la Tierra, la cual irradia luz y calor hacia todos los planetas del sistema solar.
  • Aunque no existe una calidad de luz solar, sí una cantidad de sus cualidades que como humanidad podemos soportar: los rayos ultravioleta (UV).
  • Una de las funciones de la atmósfera es alojar la capa de ozono, la cual filtra la radiación UV.
  • Sin una cantidad adecuada de calor, emitida por los rayos solares, la Tierra se congelaría; sin embargo, un exceso de calor puede terminar con la vida en la Tierra. La temperatura ideal para la vida en la Tierra tal y como la conocemos es la asociada con la fase geológica conocida como Holoceno. La serie de Cosmos, por ejemplo, es interesante para entender esto.

¿Qué podemos hacer para mantener este delicado equilibrio planetario?

Como se expuso con anterioridad, la vida de la Tierra es mucho más amplia que la historia de la humanidad; no obstante, el conjunto de factores que intervino para que las especies actuales (incluyendo a los seres humanos) existan fue producto de un frágil equilibrio. Dicho equilibrio ha sido alterado por varios factores, pero principalmente por la actividad humana; esto ha dado pie incluso a que se discuta el comienzo de una nueva fase geológica llamada Antropoceno.


Gif: Nasa.gov

El primer paso es reconocer que la existencia de la humanidad es una pequeña parte de la historia de la Tierra, por lo que quienes son prescindibles en este mundo somos los seres humanos. Dicho esto, lo segundo es entender el complejo entramado de combinaciones de variables que intervienen para que existamos. Lo siguiente es fomentar que esa combinación exista, pero ¿cómo se generan estos incentivos?

¿Qué opciones de incentivos existen para el agua potable, el aire y la atmósfera?

A partir de la última década del siglo pasado ha existido cierto debate a nivel internacional, promovido por organizaciones no gubernamentales (Greenpeace, WWF, Climate Reality Project, por nombrar algunas) que eventualmente llegaron a discusiones en organismos multilaterales (ONU, Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional). En ese sentido, actualmente existe una variedad de partes interesadas en financiar proyectos acerca de estos recursos.

En esta ocasión, sólo mencionaré algunos fondos internacionales a los que se accede mediante proyectos, candidaturas a nivel país o convocatoria:

En conclusión, comprender los límites de nuestra propia existencia es necesario para poder proponer formas de conservarla. En la siguiente entrega hablaré de algunos incentivos económicos para una buena gestión de los recursos renovables.

*****

Aranxa Sánchez es economista por la UNAM.

Twitter: @AranxaSanz





Top Relacionadas
:)