extincion-recuento-ambiental-2020 Aquí nos tocó vivir
Foto: @Mechoart

Recuento ambiental 2020

La pandemia nos retó como seres humanaos a valorar nuestra relación personal y como sociedad con lo ambiental, en 2020.

Por Beatriz Acevedo

Introducción

Resta muy poco de este histórico y ya desgastado año 2020. Muchos aprendizajes y caminos labrados en distintas áreas del conocimiento pusieron a prueba la capacidad de respuesta frente a cada uno de los efectos de la pandemia, desarrollando así resistencia o pereciendo ante ella.

La pandemia puso de manifiesto la verdadera dimensión de los problemas socioambientales que ya enfrentábamos desde décadas atrás. Llegar a 2021 implica entender y afrontar con verdadera voluntad de cambio, para sólo así demostrar que somos capaces de disminuir las afectaciones que hemos causado en todas las formas de vida planetarias.

Nos acercamos a un nuevo orden mundial, latente e impuesto por la competencia entre las naciones más industrializadas, que encabezan las emisiones de GEI, agravando la crisis climática. Resulta entonces muy necesario hacer ahora un recuento ambiental para enlistar las pérdidas de 2020.


Hechos que pusieron en evidencia a la crisis climática

Hechos significativamente extremos fueron registrados este año. Temperaturas elevadas y olas de calor intenso, más un acumulado de tormentas tropicales, rompieron los récords registrados en lo que va de este siglo. Max Carranza, por ejemplo, ha mencionado algunos aquí mismo en Sopitas:

  • La Estación Esperanza del Servicio Meteorológico Nacional de Argentina el pasado 6 de febrero registró un nuevo récord de temperaturas en la península de la Antártida, alcanzando los 18 ℃.
  • Durante el mes de julio en Arabia Saudita (Rafha y Al Jouf) rompieron su récord histórico de calor superando los 51.8 ℃.
  • También en Bagdad, la capital de Irak, se experimentó oleadas de calor extremas, alcanzando los 52 ℃.
  • En Líbano se alcanzó una temperatura de 45.5 grados, la más alta en toda su historia.

También debemos considerar como un hecho extremo al acumulado de 30 tormentas tropicales distinguidas por el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) hasta noviembre de este año, lo que superó el récord de las 28 tormentas registradas en el 2005 (Carranza, M, 2020; Toro Nader, Mariana, 2020).

problema ambiental

El Calentamiento Global frente a los intereses económicos, también globales. Por “Mecho” Luís Demetrio Calvo Solís.

México en la crisis climática

Víctor Osorio informó que la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana publicó el pasado jueves en el Diario Oficial de la Federación declaratorias de desastre por sequía severa en 111 municipios de Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Sonora y Sinaloa.

Se sabe que la Comisión Nacional del Agua emitió una opinión técnica, corroborando el fenómeno de sequía severa en los 111 municipios. De acuerdo al Monitor de Sequía en México, para el 15 de diciembre pasado el 75.7% del territorio nacional registraba algún grado de sequía.

Los problemas de sequía se extienden en las entidades de: Aguascalientes, Coahuila, Chihuahua, Durango, Guanajuato, Querétaro, Sinaloa, Sonora y Zacatecas, pero las condiciones más críticas se registraron en Sonora y Chihuahua:

problemas ambientales méxico

Política ambiental mexicana

Gustavo Alanís enumera puntualmente las acciones que considera dejan fuera del radar a los temas medio ambientales en la presente administración federal, afirmando incluso que, en la agenda de gobierno, “hay un retroceso incluso en temas donde se habían dado pasos importantes como es la transición hacia las energías renovables”.

Entre las afirmaciones más críticas de Gustavo Alanís destacan varios puntos fundamentales:

Recortes presupuestales al sector ambiental: La proporción del Producto Interno Bruto (PIB) del presupuesto asignado a Semarnat pasó de representar el 0.38% del PIB en 2014 al 0.11% en 2020. En materia de defensa y protección al medio ambiente se han perdido 2,515 plazas entre PROFEPA, CONAFOR y CONAGUA. La CONANP cuenta con un presupuesto federal para proteger cada hectárea, reducido en un 87%, pasando de un máximo histórico de 74.12 pesos en 2016, a tan sólo 9.56 pesos en 2020 (FUNDAR, 2020).

Política energética: La energía que se consume en México proviene de hidrocarburos (91%), carbón mineral (3%), biomasa (2,9%), geotermia, eólica y solar (1,4%), nuclear (0,9%) e hidráulica (0,8%). Las cifras ponen de relieve la escasa presencia de las fuentes renovables (apenas poco más de 5% en total). Algunos esfuerzos locales como los impulsados en Yucatán con la puesta en marcha de parques eólicos resultan esperanzadores. Es un hecho que la iniciativa a nivel federal aún tiene tareas pendientes en materia de energías limpias.

Cambio climático y la refinería Dos Bocas: Para cumplir con el compromiso de reducir al 50% las emisiones de GEI en 2050, México deberá emitir únicamente 320 MtCO2e en dicho año. Por lo que se refiere a la Refinería en Dos Bocas, Paraíso, Tabasco, el total de emisiones de la refinería al año serían 2.16 millones de toneladas de CO2e, lo que equivale a las emisiones de 855,020 vehículos compactos al año. En los próximos 20 años solamente la operación de la refinería habrá emitido, aproximadamente, 43.2 MtCO2e.

Falta de consulta a comunidades indígenas frente a megaproyectos: La termoeléctrica Morelos, el Tren Transístmico y el Tren Maya han recibido críticas por la falta de cumplimiento de estándares internacionales (Convenio 169 de la OIT), en los procesos de consulta y búsqueda de consentimiento a las comunidades indígenas.

A todo esto se suman las agresiones frecuentes y sin mayor esclarecimiento de las que han sido víctimas las personas defensoras del medio ambiente y de los derechos de los pueblos originarios, así como la desaparición de algunos fideicomisos y que son parte de los problemas esenciales a ser atendidos por la actual administración federal.

Reflexión final

México es una nación rica no sólo en recursos naturales sino también por su cultura y su gente. Las esperanzas puestas en un cambio dirigido desde el alto mando federal deben venir encaminadas por la suma de esfuerzos de cada uno de los sectores involucrados en las decisiones en materia energética y de política ambiental, para hacer frente a los efectos del cambio climático.

La pandemia nos retó como seres humanaos a valorar nuestra relación personal y como sociedad con nuestro medio ambiente. Un vistazo rápido a lo que nos rodea en nuestro entorno inmediato revela cuántos privilegios tenemos en comparación con las personas que, desde sus comunidades, defienden su derecho a un agua limpia y a un medio ambiente sano.

Es precisamente en la lucha de cada uno de los defensores ambientales que debe estar nuestra principal motivación para lograr que, con la suma de voluntades, desde lo local hacia lo federal, se logre un mejor mañana, desde un presente consiente de nuestras acciones depredadoras.

En la salud del planeta está la solución a los problemas de salud pública que se evidenciaron en 2020.

*****

Beatriz Acevedo es geógrafa, especialista ambiental, promotora de la cultura ambiental, a través del arte, la cultura y el cine documental.

Twitter: @ConSentidoVerde

Ilustración principal: “Mecho”, Luís Demetrio Calvo Solís, es un caricaturista y humorista costarricense. Ilustrador seleccionado para el Proyecto de Sensibilización artística de la realidad socioambiental de Ciudad Juárez, Chihuahua – México, 2021.

Instagram: @mecho_art

Referencias

Top Relacionadas
:)