A tan sólo unas horas del final de este año, los conflictos en este mundo parecen no tener tregua.

Un F-16 de la Fuerza Aérea de Bahreín que forma parte de la alianza que lidera Riad y participa en los ataques en contra de los rebeldes en Yemen, se estrelló en la provincia de Jizán, al sur de Arabia Saudita

el pasado miércoles. Se informa que el piloto del avión sobrevivió.

 

“Un piloto de Bahreín sobrevivió a la caída de su F-16 en la provincia de Jizán esta mañana, debido a dificultades técnicas y un mal funcionamiento de la aeronave.”

Desde marzo, la batalla entre la coalición que lidera Arabia Saudita y los rebeldes chiitas, mejor conocidos como huríes, ha dejado alrededor de 5,800 muertos, según estima la ONU.

Bahreín también anunció este martes que tres de sus soldados murieron y otros más resultaron gravemente heridos en la frontera sur de Arabia Saudita, pero no se dieron más detalles al respecto. Anteriormente, se han producido numerosas bajas de civiles y militares en la zona, debido a los ataques transfronterizos durante este conflicto.

Vía rt