Fahrenheit 9/11

fahrenheit_nine_eleven_ver1

Un tanto pretencioso, Michael Moore presentó tres años después de los atentados del 11 de septiembre del 2001, su documental Fahrenheit 9/11.

La cinta refleja como este hecho fue el blanco ideal para la elección de un nuevo enemigo público. Después de la Guerra Fría, con el socialismo “aparentemente” terminado, el oriente medio fue la mejor opción para comenzar una invasión a tierras llenas de riqueza petrolera y puntos geopolíticos estratégicos. Así lo plantea Moore, con varias entrevistas a ciudadanos que viajan a comprar su nacionalidad (muchos de ellos inmigrantes) y son parte de un buen negocio para la familia del entonces presidente, George W. Brush.

Si bien es otro punto de vista de los sucedido en Estados Unidos en el 2001, muchos criticaron su visión polarizada de los hechos (aunque ganó la Palma de Oro en Cannes). Para los que prefieren el humor negro, a los melodramas rosas.