Foto: Getty Images

¡Juez contra juez! El fallo por el que podría salir de la cárcel Lula da Silva queda suspendido

Este miércoles, un magistrado de la Corte Suprema de Brasil, Marco Aurelio Mello, dictó una medida cautelar para que todos los presos del país que hayan sido condenados en segunda instancias sean liberados. Justo en esta categoría entra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Es importante mencionar que Lula fue sentenciado por el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región (TRF-4), es decir, un órgano de segunda instancia.

El expresidente se encuentra preso desde el pasado 7 de abril tras ser condenado por el caso Lava Jato a 12 años. Recordemos que por ello, el candidato favorito no pudo presentarse formalmente en el último periodo electoral.

De acuerdo con el diario El País, a quien le toca decidir qué hacer con esta orden es la jueza Carolina Lebbos, quien tendrá que decidir si apoya al juez y ordena la liberación de los condenados en segunda instancia, o por el contrario, suspende los efectos de la orden.

Pero, unas cuantas horas después, el presidente del Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil, José Antonio Dias Toffoli, suspendió el fallo del juez Mello.

Pero ¿qué pasó?  

Hay que señalar que de acuerdo con el Consejo Nacional de Justicia, en Brasil hay al menos 169 mil encarcelados por sentencias en segunda instancia, cifra que implica casi un cuarto del total de reos.

En Brasil, el Poder Judicial se divide en tres escalones: primero están los juzgados, órganos que están integrados por los jueces; luego están los tribunales de apelación, mismos en los que fungen los jueces de apelación. Finalmente están los tribunales superiores.

Entonces, los órganos de segunda instancia son los Tribunales de Justicia (TJ) y los Tribunales Regionales Federales (TRF) en cada uno de los estados. Los tribunales superiores, es decir el Supremo Tribunal de Justicia (STJ) y el Supremo Tribunal Federal (STF), son la última instancia.

Los sentenciados en segunda instancia, entran a prisión cautelar en lo que esperan que los máximos tribunales ratifiquen la sentencia, y entonces, ya es definitiva.

Justo esta mañana, la senadora Gleisi Hoffmann, presidenta del Partido de los Trabajadores (PT) publicó en su cuenta de Twitter que ya habían presentado un recurso solicitando el permiso de liberación de Lula.