Todo lo que pasó en Culiacán nos dejó perplejos por varias razones. Primero, porque nos dimos cuenta de que el crimen organizado puede tomar por sorpresa a las autoridades y dejarlas sin más opción que ceder a sus exigencias. Pero la historia todavía no termina, pues estamos viviendo las ramificaciones que dejó la liberación de Ovidio Guzmán para proteger la vida de los ciudadanos en Sinaloa.

Y es que después de lo ocurrido, dos abogados que dicen representar a Joaquín Guzmán salieron a emitir un agradecimiento público supuestamente de parte de la familia del Chapo, por el buen trato que Ovidio recibió durante su detención. Lo anterior generó cierta indignación en una parte de la sociedad, pero si eso causó polémica, lo último que dijeron seguramente desatará reacciones más subidas de tono en mucha gente.

De acuerdo con información de Forbes México, los presuntos abogados de Guzmán aseguraron que la familia piensa construir una Universidad indígena en la comunidad de Badiraguato, Sinaloa, y quieren que AMLO asista a la colocación de la primera piedra junto a la madre del mismísimo Joaquín Guzmán, María Consuelo Loera Pérez,

“La semana que entra presentaremos el proyecto para construir la primera universidad indígena en Badiraguato, estamos esperando a que vaya el presidente para poner la primera piedra con la mamá del Chapo”, habría mencionado el abogado José Luis González Meza.

¿Tendrá la familia del Chapo intenciones reales de construir una universidad e invitar a AMLO a la colocación de la primera piedra? ¿Se trata únicamente de una estrategia para aprovechar lo sucedido en Culiacán y llamar la atención por parte de los presuntos abogados de la familia, esos mismos a los que el Chapo desconoció como parte de su defensa? Se los dejamos a su consideración.