Daniela Ramírez Ortíz era una joven de 18 años de edad que desapareció el pasado 18 de mayo después de abordar un taxi en Xochimilco, en la Ciudad de México.

Casi dos meses después, este jueves, presuntos miembros de su familia llevaron a cabo una manifestación al exterior de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

En el lugar, explicaron que gracias a las fotografías que se filtraron a los medios sobre los hallazgos de osamentas en la alcaldía Tlalpan, pudieron reconocer la ropa que Daniela llevaba el día que desapareció.

Hace dos días, peritos de la Procuraduría realizaron una búsqueda en la zona en la que se detectó por última vez la señal del teléfono de Daniela. La zona se encuentra cerca del kilómetro 42.5 de la carretera federal México-Cuernavaca, inmediaciones de la alcaldía Tlalpan, poblado de Parres.

En el lugar fueron encontradas dos osamentas y restos de ropa.


Al día de hoy, según la PGJ CDMX, aún se están realizando los análisis antropológicos y odontológicos forenses a las arcadas dentaras. Afirman que ya se ha avanzado en el proceso de extracción de ADN.

Presuntamente esta tarde las autoridades de la Procuraduría tendrían una reunión con la madre y familiares de Daniela para informarles cómo la la investigación.