Y en la gustada sección: “Nada se ajusta a sus expectativas” (más vulgarmente conocida como “Ningún chile les embona”).

Después de gozarla por cuatro años, el ex presidente de México, Felipe Calderón, decidió que ya no le hace falta (por el momento), así que puede dársela a otros, a quienes mucho más les servirá. Claro, nos referimos a la pensión que el non grato por Cuba recibe por la chamba que realizó como Ejecutivo, la cual asciende a 205 mil pesos mensuales y, que a partir de ahora, entregará puntualmente a la asociación civil que atiende a niños con cáncer “Aquí nadie se raja”.

El ex presidente difundió su noble gesto por medio de su cuenta Twitter, en la que subió la carta que dirigió a todos los güeyes que nomás estaban friegue y friegue que ya soltara la lana la presidenta de la mencionada asociación, Laura Vidales Flores. Sin mucha necesidad de hacerlo (la verdad), Calderón señala que la donación saldrá de su pensión de retiro, dinerito que se les asegura a los presidentes “para tomar decisiones muy delicadas con toda libertad sin preocuparse por su futuro y, en consecuencia, sin andar de manos inquietas, embolsándose dinero del erario ser vulnerable a los fuertes intereses económicos que existen en nuestro país”.

Así, aunque la pensión es harto necesaria para que no sucumban a la tentación (y al final sale lo mismo, porque bien que –sospechamos– hacen sus transas), “mucha gente la considera injustificada, dada la terrible situación del país y de millones de familias”, lamenta el dadivoso ex mandatario.

Más adelante, Calderón presume que si otros ex presidentes tienen el descaro de cobrar pensión después de haber aplicado las de Javier Duarte, pues muy su bronca: “en lo personal la he recibido porque nunca robé ni tenía otro ingreso distinto al de servidor público y la necesitaba”. Pero ya no: “espero que mi trabajo como conferencista me permita sostener a mi familia y así seguir apoyando a las niñas y los niños con cáncer a través de esta admirable institución.”

En efecto, qué va a necesitar 205 mil pesos mensuales, si promedia ingresos anuales cercanos a los 8 millones 267 mil pesos, los cuales –de acuerdo con Proceso– mayoritariamente proceden de la empresa de generación de energía, Avangrid, filial de la española Iberdrola.

De acuerdo con Galván Ochoa, Iberdrola México empezó a recibir contratos por el gobierno desde que  Calderón era secretario de Energía en el sexenio de Vicente Fox, otorgando al corporativo ibérico “permisos para generar, transmitir, distribuir y comercializar energía eléctrica”.

En fin, como nunca faltan los seres sin corazón que no saben ver lo noble de una acción de los niveles de la realizada por Calderón, tuvo que llegar AMLO. De acuerdo con el tabasqueño, lo donado por el ex presidente es nada en comparación con lo que nos cuesta mantenerlo. Más detalladamente, los 205 mil pesos que entregará a “Aquí nadie se raja” sólo representan 8% de los 54.2 millones de pesos que se destinan al ex mandatario de forma anual… los cuales seguirán yendo para allá, ya que Calderón no donará de su propia bolsa, sino del dinero que sale del presupuesto.

Por otra parte, la Organización Ciudadana “Somos Más” señala que se le hace “sospechoso” el hecho de que la donación de Calderón sea para una asociación que se ubica a lado de su domicilio, en la delegación Álvaro Obregón.

“De resultar cierto estos señalamientos, estaríamos ante una mentira del ex Presidente, pero más aún, un engaño a base de lucro con una asociación que ayuda a niños con cáncer (…) en esa misma calle vivía el ex mandatario y algunas propiedades son de él, por lo que es necesaria una explicación al respecto”, apuntó Carlos Augusto Morales López, dirigente de “Somos más”.

Hola, soy Álvaro. Estoy en sopitas.com desde hace algunos años. Todo ha sido diversión, incluso las críticas de los lectores. La mejor de todas: "Álvaro Cortés, córtate las manos". More by Alvaro Cortes

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook