A dos años del feminicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio —que sucedió en las instalaciones de la UNAM, en Ciudad Universitaria—; el gobierno CDMX anunció, el día de ayer, la creación de la Fiscalía Especializada para la Investigación del Delito de Feminicidio de la PGJ (Procuraduría General de Justicia), que era uno de los temas pendientes para la administración local ante la violencia de género que se vive en la capital del país.

La tarea de esta Fiscalía es compleja, pues se desarrollará en un contexto donde la impunidad y omisión son un obstáculo para erradicar la violencia de género y, por ende, de brindar apoyo a las víctimas de feminicidio —padres de familia e hijos. Sin embargo, ante la presencia de Araceli Osorio, activista y mamá de Lesvy Berlín, Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, señaló que el objetivo de una dependencia especializada es que “nunca más una familia tenga que pasar por este viacrucis” —un proceso que resulta ser largo, doloroso y en muchas ocaciones sin derivar en la solución del caso.

Van por la mejor Fiscalía

A principios de este 2019, en redes sociales surgieron las denuncias de usuarias del Metro CDMX ante los intentos de secuestro en las instalaciones del Sistema de Transporte Público. Entre todas las preocupaciones, el hecho de que estos ataques derivaran en feminicidios alertó a la población. Y si bien los antecedentes de este delito en CDMX no son menores —vale recordar que existe una petición para que se emita la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) en la ciudad— este ha sido uno de los pasos más relevantes que se han dado para atender los crímenes a nivel local.

Por su parte, Ernestina Godoy —quien ha estado en el ojo del huracán tras el asesinato de la estudiante del CCH (Colegio de Ciencias y Humanidades) Oriente, Aidée Mendoza— explicó que esta Fiscalía se encargará de elaborar un plan de investigación criminal“, llevar a cabo una atención diligente y con enfoque de los derechos de las mujeres. Además, para eliminar las omisiones, se reguardarán las pruebas y la privacidad de las familias.

Araceli Osorio, mamá de Lesvy Berlín Rivera Osorio. Foto: Cuartoscuro.

Otro de los puntos a destacar es que esta dependencia contará con el criterio acordado por la SCJN (Suprema Corte de la Justicia de la Nación) en la sentencia del caso de Mariana Lima, para que todas las muertes violentas de mujeres en CDMX sean investigadas como feminicidio.

Las peticiones de la sociedad civil

En su participación, Araceli Osorio enunció los puntos primordiales para que esta Fiscalía funcione y que surgieron de la observación, las peticiones y demandas de la sociedad civil. Aquí van algunos:

  • En sus investigaciones, la Fiscalía tendrá que incluir a los Ministerios, peritos y organismos civiles.
  • El personal debe ser capacitado de manera permanente para abordar los casos.
  • Se deben de establecer garantías en la atención y el cumplimiento.
  • Que los mecanismos de denuncia por negligencia contra algún funcionario sean accesibles.
  • Que exista transparencia en el presupuesto de la Fiscalía.
  • Que existan áreas específicas para el procesamiento de información sobre las líneas de investigación y hasta el área geográfica de donde suceden los feminicidios.
  • Que haya un mecanismo real en el seguimiento de los casos y comunicación con los familiares.

Como mencionamos, este era uno de los temas pendientes con las familias de las víctimas —quienes además de buscar el acceso a la justicia, también trabajan para que sus casos se resuelvan, sólo basta conocer algunos de ellos, que a veces llevan de cinco a dos años sin ser resueltos.

En fin, para contextualizar la situación que se vive en nuestro país y entender la magnitud de este problema, que nos alcanza a todas y a todas, aquí dejamos la investigación de Sopitas.com: “Nos están matando. Feminicidios en México”.

** Foto de portada: Cuartoscuro.