Padre Alejandro Solalinde Guerra. Foto de John Moore/Getty Images.

Tras denuncias del PRD, Fepade determina que padre Solalinde no cometió delitos electorales

El pasado 21 de junio, el PRD se aventó el tiro de denunciar ante el Instituto Electoral del Estado de México al sacerdote Alejandro Solalinde, a quien acusó de realizar el delito de actos anticipados de proselitismo electoral, al publicar por medio de su cuenta Twitter mensajes en los que, según, demostraba preferencia por Morena.

De acuerdo con los del PRD, los tuitazos del cura que anticipó la localización de Javier Duarte en tierras centroamericanas vulneraron la “normatividad electoral” de las elecciones del pasado 4 de junio, razón por las que, en su momento, las autoridades electorales fijaron el 13 de julio como la fecha en la que Solalinde habrá de presentarse a otorgar pruebas y alegatos en su defensa.

Sin embargo, parece que eso ya no será necesario o será mero trámite, ya que el titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), Santiago Nieto Castillo, señaló ayer que las expresiones del clérigo defensor de los derechos humanos y de los migrantes no representan un ilícito electoral.

Pues si en su momento El Piojo Herrera y demás “celebridades” pudieron ser maiceados e impunemente lanzar tuits a favor del Verde Ecologista, en pleno día de elecciones, pues por qué no Solalinde, quien lo hizo por puro gusto… “Porque es sacerdote”, dirán algunos, pero en respuesta Nieto Castillo justificó de manera sencilla: “no es delito al no ser un acto de culto”, no le hace que muchos utilicen religiosamente la red del pajarito.

De acuerdo con La Jornada, el PRD la quiso emprender contra Solalinde al ver que al PRI sí le habían salido unas acciones iniciadas contra legisladores de Morena y del Partido del Trabajo, a quienes el tricolor acusó de desvío de recursos públicos para favorecer la campaña de la candidata morenista al Edomex, Delfina Gómez.

Una vez que conoció que el PRD usaría como principal sustento de su denuncia el hecho de que la ley prohíbe que ministros de culto hagan proselitismo político, Solalinde restó importancia a los manoteos perredistas. “Yo no uso el púlpito para ese tipo de declaraciones, tampoco nunca dije, y fue una opinión conclusiva defendiéndome de que habían usado mi nombre para votar por el PRD, yo dije solamente una opinión, jamás dije ‘voten por Morena’, o jamás he dicho ‘no voten por el PRI’, eso es lo que sí constituiría un cierto delito electoral, pero la legislación es muy vaga”, aclaró Solalinde en entrevista para Radio Fórmula.

El sacerdote recordó que durante muchos años apoyó las luchas del PRD… pero como ese partido ya dejó de ser oposición, ni modo que les eche porras. En sí, según opinión de Solalinde, lo que el PRD hizo fue nomás por colaborar con el PRI, cuyos militantes son “los verdaderos delincuentes electorales”.