lozoya-ancira Noticias
Foto: Cuartoscuro

FGR asegura mansión de esposa de Lozoya; presuntamente fue “regalo” de Altos Hornos

La FGR presume que en la compra de la mansión de la esposa de Lozoya hay dinero procedente de sobornos de Altos Hornos de México

¿Se acuerdan que hace poco se reveló que Marielle Helene Eckes, esposa de Emilio Lozoya poseía una mansión en Ixtapa? Pues se refuerza la suposición de que tal inmueble fue un “regaló” de Altos Hornos de México de Alonso Ancira, ahora que la Fiscalía General de la República (FGR) decidió asegurarla.

Bueno, más allá de si fue “regalo” o no, lo interesante de dicha mansión (y que seguramente hizo que las autoridades decidieran investigarla) son los datos que hace unos días dieron a conocer Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI). Según esto, el inmueble fue adquirido por un abogado de Altos Hornos en representación de la pareja de Lozoya… ambas figuras embarradas en la compra de una planta chatarra (a sobreprecio) por parte de Pemex.

El detalle (si lo anterior no bastara): la compra de la mansión de la Marielle Helene Eckes se realizó 12 días después de que Pemex dio luz verde para la compra de la mentada planta (conocida como Agro Nitrogenados, por cierto). Dicha planta, era propiedad de Altos Hornos y fue adquirida por la paraestatal, pese a que llevaba 14 años sin operar.

lozoya-pemex-orden-aprehension-suspension-juez

Foto: Cuartoscuro

En fin… según Reforma, la medida fue tomada por la FGR como parte de la investigación que integra la Subprocuraduría de Delitos Federales,  la cual ofreció elementos para que un juez dictara la orden de aprehensión por lavado de dinero contra Marielle Helene Eckes, el pasado 4 de julio.

Según las pesquisas, la mansión de la esposa de Lozoya fue adquirida por 1.9 millones de dólares en julio de 2013. La Fiscalía presume que en todo este asunto hubo lavado de dinero procedente de sobornos debido a que la compra la realizó Eckes por medio de Juan Carlos Quintana Serur, abogado de Altos Hornos… y claro, que esta transacción se dio días después de que Pemex, en ese entonces dirigida por Lozoya, aprobó la compra de la planta chatarra de Ancira, por un elevado costo: 273 millones de dólares. Mucha coincidencia.

Top Relacionadas
:)