Recientemente el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha arremetido en contra de nuestro país por el flujo migratorio rumbo a su territorio. Por medio de su cuenta de Twitter y en eventos públicos, el mandatario ha amenazado con cerrar la frontera con México si no se hace algo por detener a los migrantes.

Aunque en los últimos días ha suavizado considerablemente su discurso aceptando que siempre sí hacemos algo, sus palabras ya trajeron consecuencias.

Desde el fin de semana pasado y hasta hoy, en los puentes internacionales se han registrado filas kilométricas de automóviles que buscan cruzar hacia Estados Unidos. Medios locales reportan que el tiempo de espera llegó a ser de más de dos horas.

Pero ¿por qué es así? 

Una de las razones es que se transfirieron oficiales fronterizos que se dedicaban a checar los autos a checar personas, por lo que la falta de personal hace más lento el cruce de vehículos.

Y parece que la situación no va a mejorar. Por medio de un comunicado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza anunció que va cerrar por tiempo indefinido dos carriles de procesamiento comercial de la Garita de Otay Mesa, justo en la frontera con Tijuana.

Esto deja disponibles sólo 8 de 10 carriles.

Y esta no es la única consecuencia 

Para empezar, muchísimos productos entran a Estados Unidos por la zona fronteriza con México. De acuerdo con el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés), casi la mitad de todos los vegetales que nuestro vecino del norte importa, crecen en nuestro país.

En este sentido, el presidente de Mission Produce, Steve Bernard, afirmó que México provee el 100% de aguacates en Estados Unidos, por lo que el cierre de la frontera implicaría que esta fruta desaparecería en solo tres semanas.


Pero para el presidente Trump este asunto no es tan importante como la “seguridad nacional”.

En conferencia de prensa, el mandatario estadounidense señaló que está consciente de que cerrar la frontera podría tener un “impacto negativo en la economía“, pero que la seguridad es más importante.