Luego de que la película protagonizada por Sacha Baron Cohen, Borat, fuera prohibida en Kazajistán debido a que la consideraban ofensiva, el director de cine Erkin Rakishev filmó una secuela a la que tituló “Mi hermano, Borat

” con la intención de contrarrestar la imagen del país creada por el personaje.

“Cuando se hizo la película ‘Borat’ se ofendió a nuestro país. Creo que se cruzó la línea. Tal vez sólo querían bromear, pero ellos nos menospreciaron, nos insultaron. Nos compararon con animales, nos mostraron como bárbaros y salvajes”, comentó Rakishev a la BBC.

La secuela presenta a un periodista estadounidense llamado John, quien después de ver la película “Borat” decide viajar a Kazajistán y se sorprende al encontrar una ciudad moderna y desarrollada.

“John recuerda que en la película original, Borat menciona a su hermano Bilo, que tiene problemas mentales. John encuentra a Bilo en un hospital psiquiátrico junto con Osama Bin Laden y George W. Bush y así es como empieza la película”, comentó el director.

“Mi hermano, Borat” será estrenada el próximo año.