El pasado 4 de mayo en la alcaldía Gustavo A. Madero de la Ciudad de México fue asesinado Raymundo Pérez López, líder de comerciantes ambulantes en el Centro Histórico. Esto a pesar de que ya había denunciado extorsiones y amenazas por parte del grupo delictivo La Unión Tepito.

Recientemente ha surgido una nueva línea de investigación sobre este asesinato: una posible filtración al interior de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ CDMX)  habría facilitado este crimen.

¿Cómo? 

Después de que fue asesinado salió a la luz que el comerciante había denunciado en la Procuraduría las extorsiones de las que era víctima. Nos enteramos también que se había negado a recibir protección pero que con la información proporcionada se habían elaborado retratos hablados de quienes lo habrían amenazado.

Es justo esta información la que presuntamente fue filtrada a los delincuentes por algún servidor público de la Policía de Investigación.


Es importante señalar que después de haber denunciado las amenazas, el líder de comerciantes Raymundo Pérez incluso propuso que se crearan grupos de autodefensa como una alternativa para que los comerciantes pudieran tener seguridad.